Imprimir

Marineda City se convierte en el primer centro comercial inteligente de Galicia

Redacción | 29 de enero de 2016

Clientes en una de las entradas de la gran superficie	patricia g. fraga
Clientes en una de las entradas de la gran superficie patricia g. fraga

Los clientes habituales del centro comercial Marineda City estrenan el año con una nueva aplicación que facilitará sus compras al ofrecerles una información personalizada según su perfil.

Los clientes habituales del centro comercial Marineda City estrenan el año con una nueva aplicación que facilitará sus compras al ofrecerles una información personalizada según su perfil. La dirección de la gran superficie acaba de anunciar la implantación de una plataforma tecnológica que se encargará de esta estrategia de marketing inteligente en la que se focalizarán las promociones en los dispositivos móviles. Se convierte así en el primer centro comercial inteligente de Galicia.
El sistema permitirá que los visitantes dispongan de noticias y avisos de ofertas en los distintos negocios implantados en Marineda City mientras visitan las instalaciones. Pero los responsables han querido dar un paso más allá ofertando la aplicación móvil a través de Google Play o Apple Store. Así, todo aquel que se la descargue y aporte su correo electrónico o el número de Whatsapp conocerá los descuentos y promociones existentes en los comercios y locales de hostelería “adaptadas a sus preferencias” y en tiempo real. 
Además, la herramienta complementará sus contenidos con datos de proximidad, de los operadores, una agenda de eventos e, incluso, un sistema para encontrar el coche en el aparcamiento subterráneo para los más despistados. 
El proyecto contempla ir ampliando las funciones a medida que el público interactúe y lo necesite.
 Con esta estrategia se busca incrementar la fidelización de los consumidores.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/marineda-city-convierte-primer-centro-comercial-inteligente-galicia/20160128212015271642.html


© 2020 El Ideal gallego