Imprimir

El Mallorca encuentra en la defensa del Celta un chollo

EFE | 01 de julio de 2020

El árbitro Ricardo
de Burgos Bengoetxea
habla con
el centrocampista
brasileño del Celta,
Rafinha Alcántara
| EFE/Cat
El árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea habla con el centrocampista brasileño del Celta, Rafinha Alcántara | EFE/Cat

Los locales aprovecharon los errores celestes para golear y soñar con la salvación

El Mallorca se mantiene en la pelea por la permanencia al golear 5-1 al Celta en Palma con tantos de Budimir (2), “Cucho” Hernández, Pozo y Salva Sevilla, ante un rival desconocido que pareció reaccionar con el 3-1 de Iago Aspas de penalti, pero que sucumbió ante un adversario implacable en los metros finales.

El fuerte calor derritió las ideas del Celta en defensa y en ataque en la primera parte, hasta quedar a expensas de un Mallorca muy efectivo que se fue al vestuario con un 3-0 que no esperaba ni el aficionado local más optimista.

Con su alineación de gala -Lucas Olaza, Jaison Murillo y Santi Mina fueron titulares- y con el mismo bloque que casi derrota al Barça, los celestes fueron superados en todas las facetas futbolísticas por un rival que se jugaba la vida.

Lo único que puede alegar a su favor el equipo de Oscar García Junyent es que dos decisiones del colegiado no le favorecieron en momentos claves: el primer penalti de Mina a Dani Rodríguez, muy dudoso, según se pudo apreciar en las imágenes de televisión, y el “gol fantasma” del colombiano Jeison Murillo que no subió al marcador.

De Burgos Bengoechea tardó varios minutos en confirmar la pena máxima, que ratificó tras ver el vídeo de la acción, y no acudió al VAR para comprobar si, efectivamente, el cabezazo de Murillo había traspasado la línea de gol.

Con esas dos jugadas polémicas, el conjunto vigués también se topó con la sensacional actuación del meta Manolo Reina, que salvó a su equipo con intervenciones prodigiosas ante disparos de Bradaric, Santi Mina y Iago Aspas.

 

Animaron la tarde

Los goles animaron a un Mallorca que entró al campo en calidad de desahuciado, prácticamente, y después jugó como un equipo sólido y efectivo, hasta el punto de no arrugarse con el gol de penalti de Iago Aspas nada más comenzar la segunda parte para iniciar un martilleo incesante ante la portería de Blanco.

Los goles de Budimir y Salva Sevilla, como los del “Cucho” Hernández y Alejandro Pozo, fueron de una gran factura.

El Celta perdía 5-1 y deambulaba perdido por el césped del Visit Mallorca a merced de un rival que le superaba en todo. El Mallorca más efectivo de la temporada estaba demostrando que su intención no es tirar la toalla en la lucha por la permanencia, que va a pelear por ello hasta el final, teniendo en cuenta que esta triunfo le deja a cinco puntos de la salvación. El paso de los minutos no hicieron mella en el ánimo de los bermellones, pero sí desnudaron aún más, si cabe, las dificultades de los celestes para encontrar su juego y su sitio en el campo y no encajar una goleada.

El abultado marcador hace daño al Celta, que viajó a Palma para confirmar la permanencia de manera definitiva, pero que regresa sin conseguirlo y dejando una imagen casi bochornosa tras un 5-1 inapelable.

Con esta victoria, primera tras la reanudación del campeonato tras la pandemia, el Mallorca deja atrás cinco jornadas sin ganar y se coloca a 5 puntos de la salvación, frontera que marca, precisamente, el Celta.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/mallorca-encuentra-defensa-celta-chollo/20200701002333440048.html


© 2020 El Ideal gallego