Imprimir

La lluvia desluce los primeros actos festivos que se celebran tras la crisis

fran moar a coruña | 28 de junio de 2020

Los Kilomberos de Monte Alto y gaiteiros y pandereteiras de O Castro se encargaron de amenizar las fiestas de San Pedro de Miño, las primeras tras la pandemia y el confinamiento, mientras que la normalidad retornó a la tradicional feria que se celebra todos los sábados en Arteixo | quintana
Los Kilomberos de Monte Alto y gaiteiros y pandereteiras de O Castro se encargaron de amenizar las fiestas de San Pedro de Miño, las primeras tras la pandemia y el confinamiento, mientras que la normalidad retornó a la tradicional feria que se celebra todos los sábados en Arteixo | quintana
Miño homenajea a San Pedro con una batukada y la normalidad retorna a las ferias de Sada y Arteixo

No fue el regreso soñado pero al menos fue regreso. La lluvia deslució ayer los primeros actos festivos y de recreo que se celebraron en varios municipios del área metropolitana tras la crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

Los más destacados fueron los que se llevaron a cabo en la parroquia de Miño. En honor a San Pedro, el Ayuntamiento abrió las fiestas patronales a las diez de la mañana con una sesión de fuegos. Un poco más tarde los gaiteiros y pandereteiras de la asociación O Castro recorrieron las calles del casco urbano al son de música popular.

Ya bien entrado el mediodía los Kilomberos de Monte Alto tomaron el relevo con una batukada muy celebrada por los miñenses que disfrutaban de unas cañas de cerveza en los establecimientos hosteleros del municipio.

La jornada se cerró con la tradicional cucaña en el puerto y una actuación musical en directo del Dúo Deluxe.

También la normalidad parece retornar a los ayuntamientos de Arteixo y Sada. En ambas localidades se celebraron las tradicionales ferias. Eso, sí en los dos casos se adoptaron todas las medidas de seguridad que han establecido las autoridades sanitarias.

Betanzos 
Por su parte, el Ayuntamiento de Betanzos anuncia que el próximo miércoles, día 1 de julio, se celebrará la primera feria quincenal tras la pandemia.

El Gobierno local, que preside María Barral, considera que el mercado se puede celebrar manteniendo las distancias de seguridad, estableciendo pasillos entre los puestos suficientemente anchos y con solo cuatro entradas y salidas al recinto.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/area-metropolitana/lluvia-desluce-primeros-actos-festivos-celebran-crisis/20200627221250439827.html


© 2020 El Ideal gallego