Imprimir

Jóvenes y futuro

Jose Manuel Pena |

Jose Manuel Pena | 01 de agosto de 2020

La experiencia no siempre es garantía de sabiduría y buena gestión. Prueba de ello son muchos de nuestros gobernantes que incurren, una y otra vez, en los mismos errores y luego se quejan de la herencia recibida. 

En política social y económica no todo vale. Las recetas no siempre funcionan. Queda mucho por descubrir e innovar. Las personas tienen que ser el objetivo primordial de cualquier formación política ó equipo de gobierno, tanto en época electoral como durante toda la legislatura.
Por su parte los jóvenes no pueden seguir dejando en manos de sus abuelos, padres o personas de cierta edad el futuro de sus vidas y la de sus descendientes. Está demostrado que hay cosas que no funcionan y hay que cambiarlas. En política no siempre todo es blanco o negro, también existen visiones diferentes. 

El futuro no puede quedar hipotecado por el pasado. Muchos jóvenes llegan con nuevas ideas para dar respuesta a viejas situaciones adversas. Problemas enquistados que requieren una sabia nueva, valentía y ganas de trabajar por el bien común y contra la desigualdad y la injusticia. 

La juventud mejor preparada de la historia no puede seguir viviendo asentada en la apatía y la desesperanza. Tienen que ser los verdaderos protagonistas del futuro, tomando decisiones con firmeza y valentía. Demostrando, a la vieja guardia de los partidos políticos y a la sociedad en general, que hay otras maneras de gobernar, diferentes a las tradicionales.. Tienen el derecho y la obligación de sacar el billete y subirse al tren del futuro hasta llegar al destino anhelado.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/jose-manuel-pena/jovenes-y-futuro/20200801003136442316.html


© 2020 El Ideal gallego