Imprimir

Galicia priorizará el uso de la mascarilla sobre la distancia social en la nueva normalidad

agencias santiago | 26 de junio de 2020

Un grupo de personas en una terraza | pedro puig
Un grupo de personas en una terraza | pedro puig
La Xunta da su visto bueno a un plan de salud mental por valor de 83 millones para después de la pandemia

El Gobierno gallego anunció ayer que lanzará el “Plan de Salud Mental de Galicia Poscovid-19” que, con un presupuesto de 83 millones de euros y 241 nuevas plazas sanitarias. Además, la Xunta también presentó modificaciones en la normativa que regula la nueva normalidad, entre ellas, el uso prioritario de la mascarilla en todo momento antes que la distancia social de 1,5 metros. 

“Es el mayor plan de salud mental que se hizo desde la transferencia del Servizo Galego de Saúde, con un potente impacto en el que se refiere a recursos humanos”, destacó el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta.

Atención al trauma y al duelo
Con este objetivo, Feijóo ha avanzado que se trabajará en la atención al trauma, al duelo y a la depresión; en la atención a los mayores y personas ingresadas en centros sociosanitarios; en impulsar la teleasistencia como herramienta de apoyo a las consultas presenciales; en favorecer el apoyo a los profesionales sanitarios en primera línea frente al Coovid-19; y en promover el fortalecimiento de los programas de prevención del suicidio.

En esta línea, también confirmó que el plan recoge la creación de 241 nuevas plazas en cuatro años, de las que 54 son para psiquiatras; 45 para psicólogos clínicos y 66 para enfermeros especialistas en salud mental. También habrá cinco nuevas plazas para terapeutas ocupacionales, 42 para auxiliares de enfermería y 29 para trabajadores sociales.

Por otro parte Feijóo, anunció ayer modificaciones en la normativa que regula la nueva normalidad, como es el uso prioritario de la mascarilla en todo momento antes que la distancia social de 1,5 metros y el aumento de aforo en playas y parques infantiles. 

Estas modificaciones entrarán en vigor el próximo 1 de julio, por lo que previamente, en los próximos días serán publicadas en el Diario Oficial de Galicia (DOG), ha señalado Núñez Feijóo en la conferencia de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo autonómico. 
Durante su intervención, el presidente gallego ha alertado contra el “disparate” y el “atentado contra la salud” que suponen los botellones “sin control ni protección” que se están celebrando en los últimos días en algunas localidades, “imágenes que llenan de tristeza”, dijo. 

Implacables con el botellón
Por este motivo ha pedido a las autoridades locales y de seguridad que sean “implacables” en la persecución de estas actividades y ha recordado que en Galicia en los últimos días se han detectado dos brotes localizados -en Barbanza (A Coruña) y A Mariña (Lugo)- y advirtió de que “lamentablemente habrá más”. 

Núñez Feijóo explicó también que existe “la obligación legal” de que cualquier persona con síntomas o sospechas de Covid-19 comunique a las autoridades esta circunstancia para que se puedan activar los protocolos de rastreo y localización de contactos y posibles contagios.

Preguntado por si considera que podría existir alguna relación entre los brotes localizados del Barbanza y A Mariña con la salida de Galicia una semana antes del estado de alarma, Núñez Feijóo lo rechazó categóricamente y recordó que el ministro de Sanidad, Salvador Illa y el director del centro de emergencias, Fernando Simón, avalaron esa salida. 

Además, indicó, el caso de Barbanza comenzó cuando “todavía” estaba Galicia en el estado de alarma, dijo. 

Por este motivo ha obviado las críticas del ministro de Transportes y número dos del PSOE, José Luis Ábalos, a su gestión en la crisis sanitaria y le dijo, “sin querer entrar en polémicas”, que consulte con el ministro Illa o el doctor Simón la gestión “calificada como excelente” de la crisis en Galicia. 

Por otra parte, para seguir luchando contra el Covid-19, la Xunta autorizó ayer diversas compras de material por 1,13 millones de euros, entre ellas, 239 camas para los hospitales de A Coruña y Ourense. 

Por último, la Xunta dio luz verde al cheque autónomo, una iniciativa dotada con 16 millones de euros en ayudas directas a unos 35.000 profesionales para paliar el gasto corriente durante la pandemia, la compra de guantes, geles o mascarillas, así como otros originados por la necesidad de hacer venta a domicilio.

  Las ayudas están vinculadas al mantener de la actividad y el empleo durante los tres meses siguientes a su recepción y oscilan entre los 900 y los 1.800 euros en función los empleados.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/galicia-priorizara-uso-mascarilla-distancia-social-nueva-normalidad/20200625231144439701.html


© 2020 El Ideal gallego