Imprimir

Galicia acogerá una selectividad de 'récord' en alumnos y recursos de seguridad

Redacción | 05 de julio de 2020

Galicia acogerá una selectividad de 'récord' en alumnos y recursos de seguridad. Foto de archivo
Galicia acogerá una selectividad de 'récord' en alumnos y recursos de seguridad. Foto de archivo
Más de 14.500 alumnos harán las pruebas de selectividad en 45 comisiones delegadas desplegadas por todo el territorio

Galicia afronta esta semana una selectividad de cifras 'record' de matriculados, en un contexto totalmente marcado por la COVID-19 y que ha obligado a desplegar un protocolo sanitario y de seguridad para garantizar las medidas de distanciamiento, el acceso ordenado de los alumnos y el control de aglomeraciones en los distintos puntos que acogerán las pruebas.

Unos 14.555 alumnos se han matriculado para los exámenes que suponen unos 3.000 más que el pasado ejercicio, cuando lo habían hecho unos 11.500 estudiantes. En concreto, la cifra representa un aumento del 26 por ciento respecto a 2019, un incremento que se registra además en pleno operativo para intentar evitar aglomeraciones debido al coronavirus.

Todos ellos se repartirán a lo largo de 45 comisiones delegadas. Unos 2.835 harán las pruebas en Santiago de Compostela en las facultades de Bioloxía, Ciencias Económicas e Empresariais, Filoloxía, Dereito, Medicina, Ciencias da Educación, Ciencias Políticas e Sociais y Psicoloxía.

La ciudad herculina, por su parte, contará con 2.490 participantes en siete comisiones delegadas: Ciencias Económicas e Empresariais, Dereito, Informática, Ciencias da Educación, Filoloxía, Ciencias y la ETS de Enxeñeiros de Camiños, Canais e Portos.

Vigo acogerá a 1.197, Ferrol contará con 882 alumnos, y Viveiro unos 305, con estudiantes de diversos institutos de la comarca de A Mariña. El resto de matriculados harán las pruebas en Lugo, Ourense, O Carballiño, Xinzo de Limia, A Rúa, Baiona, Redondela, O Porriño, Cangas, Tui, Ponteareas, Pontevedra, Vilagarcía, Marín y Cee.

Los exámenes se desarrollarán entre el 7, 8 y 9 de julio. Este año, debido a la crisis sanitaria, se multiplican las comisiones delegadas (serán unas 45), habrá menos alumnos por aula, los estudiantes estarán más distribuidos, y también se contará con muchos más docentes y vocales para vigilar el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Santiago y A Coruña acogerán pruebas con módulos inferiores a 50 alumnos. En Vigo se realizará un modelo combinado por la mayor dispersión, de modo que algunas comisiones se ubicarán en pabellones o institutos comarcales para aprovechar el área de influencia y lugares de origen, como Tui o Ponteareas. Cada lugar tendrá una organización específica, y contará con la colaboración de los ayuntamientos y las Diputaciones para realizar traslados de materiales y otras casuísticas.

PROTOCOLOS DE ACCESO

El papel del profesorado será esencial durante la realización de los exámenes y la circulación en los inmuebles y habrá una mayor dotación tanto para controlar las pruebas como el movimiento en pasillos, corredores, descansos y en el entorno del centro. La figura de los presidentes de las comisiones cobran así un mayor protagonismo este año, puesto que van a ayudar en el diseño del circuito.

El alumnado accederá a las sedes formando colas manteniendo las distancia interpersonal, secuencialmente, y habrá un control para acceder a los exámenes. Para las pruebas en sí, cada aula se organizara intentando dejar tres pupitres de separación por fila y de modo escalonado con respecto a los espacios de atrás.

También se ha alterado el horario y el orden de las materias, mediante la distribución de las troncales, las que cuentan con mayor alumnado, en los dos primeros días. Esta organización se verá acompañada, del mismo modo que en otro tipo de protocolos, de la consecuente distribución y dotación de materiales sanitarios.

Cada sede tendrá geles, mascarillas de repuesto (serán obligatorias), cartelería e incluso bolígrafos desinfectados de substitución, además de relojes bien visibles para controlar el tiempo. Los alumnos podrán llevar consigo sus efectos personales y mochilas, que estarán a la vista a su lado, y todos los aparatos electrónicos desconectados.

También se ha descartado la apertura de comedores para evitar aglomeraciones, de modo que los aspirantes llevarán su propia comida y bebida en el caso de que no regresen a sus hogares durante el periodo intermedio y puedan utilizar los espacios del campus (sobre todo, aquellos situados al aire libre).

PROCESO ORGANIZADO

El desarrollo de los exámenes seguirá unos pasos predeterminados. Los vocales serán los encargados de entregar los formularios, y la recogida se realizará de modo organizado y evitando aglomeraciones. Las salidas serán de forma espaciada, y los alumnos no podrán permanecer en los pasillos.

Las sedes contarán, además, con un proceso de limpieza que se realizará varias veces al día, en términos similares a otros protocolos para centros educativos o de otros sectores (desinfección de aulas, centros y baños varias veces al día).

De hecho, los correctores recibirán los exámenes con al menos 24 horas de margen temporal, y se utilizará un gel virucida en cada uno de los formularios utilizados por el alumnado. Además, se incluyen procedimientos de acción ante casos potenciales y para evitar contagios.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/galicia-acogera-selectividad-record-alumnos-recursos-seguridad/20200705122215440350.html


© 2020 El Ideal gallego