Imprimir

Los desahucios se incrementaron un 42% el año pasado en A Coruña

a.p. A coruña | 30 de julio de 2020

Agentes municipales y de la Guardia Civil actuando en un altercado frente a la casa ocupada de Perillo | pedro puig
Agentes municipales y de la Guardia Civil actuando en un altercado frente a la casa ocupada de Perillo | pedro puig
La mayoría de los lanzamientos no son por ocupaciones, sino por impago de alquiler

En los últimos tiempos, el fenómeno de la ocupación de viviendas se mantiene permanentemente de actualidad, con casos que han tenido amplia repercusión en A Coruña, en los barrios de A Zapateira y Palavea. En realidad, el fenómeno parece haber experimentado un repunte en el último año y según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en el partido judicial de A Coruña (que comprende no solo la ciudad, sino ino también Arteixo, Cambre, Carral, Oleiros y Culleredo) los lanzamientos (desahucios) crecieron un 42% el año pasado y a día de hoy se producen una media de más de dos al día. 

Esta media supone cifras similares a 2013, cuando aún no se había superado lo peor de la crisis económica. Desde entonces, los datos facilitados por el CGPJ habían mostrado una evolución anual descendente, por lo menos hasta 2017, cuando superaron los 800 al año, para desplomarse de nuevo en 2018. Ahora parecen haberse incrementado de nuevo.

Sin embargo, la alcaldesa, Inés Rey, rechazó que, por lo menos en lo que se refiere al término municipal coruñés, pueda hablarse de un aumento en el fenómeno de la ocupación, entendida como el allanamiento de una casa vacía para apropiarse de ella. Esta clase de incidentes son relativamente escasos aunque en A Coruña y su área se hayan registrado varios recientemente. Como el de Perillo, donde una familia entera se trasladó a un inmueble vacío este verano, provocando que los dueños organizaran caceroladas frente al inmueble.

Procedimientos lentos 
La mayor parte de los lanzamientos ordenados por los juzgados no  de las ocupaciones no generan ninguna repercusión, y se trata de inquilinos que llevan tiempo, normalmente meses, sin pagar el alquiler. Abogados consultados al respecto señalan que “los procedimientos que son más lentos de lo que querríamos”. En 2018 se implantó un procedimiento de desahucio exprés pero solo en caso de que el titular del titular de la vivienda sea una persona física, lo que excluye a los bancos.. 

Pero incluso así, el procedimiento se puede alargar tres o cuatro meses, señala el abogado Carlos Tomé. Sobre todo si por medio está agoto, que es un mes inhábil, y si el okupa pide justicia gratuita y alega contra del desahucio. “Los tribunales tienen que cumplir con una serie de garantías”, recalca el abogado. 

En el caso de las intrusiones,  el letrado aconseja al propietario prevenir e instalar una alarma, para que haga constar a la Policía la entrada ilegal, Si se consolida (pasada unos día) los okupas ya están con una situación posesoria y la Policía no puede intervenir, hay que acudir a la vía judicial y solo a la vía penal si se trata de una vivienda habitual.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/desahucios-incrementaron-42-ano-pasado-coruna/20200730072747442190.html


© 2020 El Ideal gallego