Imprimir

La CUP mantiene su abstención al no ver diferencias de fondo en la propuesta de JxCat y ERC

efe barcelona | 10 de marzo de 2018

Carles Riera recorre los pasillos del Parlament después de la reunión semanal de la Mesa  | aec
Carles Riera recorre los pasillos del Parlament después de la reunión semanal de la Mesa | aec

La CUP afirmó ayer que el documento que les hicieron llegar JxCat y ERC con una propuesta de programa de Govern para que avalen la investidura de Jordi Sánchez (JxCat) en el pleno del lunes tiene “carencias importantes” y no ven diferencias de fondo con la última propuesta que rechazaron.

La CUP afirmó ayer que el documento que les hicieron llegar JxCat y ERC con una propuesta de programa de Govern para que avalen la investidura de Jordi Sánchez (JxCat) en el pleno del lunes tiene “carencias importantes” y no ven diferencias de fondo con la última propuesta que rechazaron.

En un comunicado, la CUP explicó el Secretariat Nacional y el grupo parlamentario cupaire acordaron que, pese a ello, la militancia tiene que tener los espacios correspondientes para valorar la respuesta recibida, por lo que los convocarán respetando los tempos internos de la organización, es decir, que no lo harán este fin de semana.
“Pensamos que la propuesta continúa presentando carencias importantes y decisivas en el ámbito de la construcción y la materialización republicana, la concreción de un proceso constituyente” y la articulación de políticas sociales y económicas que eliminen privilegios a los sectores que todavía los tienen, dicen.
Los cupaires se muestran molestos por la demora de los otros grupos independentistas a la hora de remitirles el documento: Se lo pasaron el miércoles a las 23.56 horas, cuatro minutos antes de que comenzara la huelga feminista del 8 de marzo a la que la CUP se había adherido y era de prever que no abordaría el documento hasta ayer.

Estructura asamblearia
Critican que ERC y JxCat saben que la estructura asamblearia cupaire requiere de tiempo: los diputados y el secretariat nacional estudian los documentos, deciden remitirlo a las asambleas territoriales y sectoriales que los debaten y elevan un posicionamiento al Consell Polític y al Grup d’Acció Parlamentaria (GAP) que toman la decisión.
El último Consell Polític y GAP del 3 de marzo, decidió emitir cuatro abstenciones a la investidura de Sánchez porque consideraban que la propuesta que les hacían era autonomista.

Esa decisión, que no se modificará durante este fin de semana, provocaría que, de haberse celebrado el pleno el lunes, la mayoría independentista de setenta diputados se quedaría en sesenta y seis,  con cuatro de sus diputados sin tener asegurado el voto –Oriol Junqueras (ERC) y el propio Sánchez por estar en prisión y Carles Puigdemont (JxCat) y Toni Comín (ERC) por estar en Bélgica–.
Atendido a que el juez permitió delegar el voto a los diputados en prisión pero no a los diputados en Bruselas, los independentistas se quedarían con 64 votos en el hemiciclo frente a los 65 del resto de grupo, con lo que solo con la renuncia al acta de los diputados en Bélgica la candidatura de Sánchez prosperaría.
Los cupaires dieron tres alternativas a JxCat y ERC: la renuncia al acta de Puigdemont y Comin, que no comparten; que el Parlament desobedezca y permita el voto a distancia de los dos; y si no, buscar apoyo en otros grupos, una opción que las formaciones no independentistas no contemplan.

En el comunicado, los cupaires también criticaron que, con la decisión del Tribunal Supremo de no permitir la asistencia de Sánchez al pleno, el Estado está “vulnerando su propia legalidad” e interviene indebidamente en los tiempos, debates y sobre la soberanía de Cataluña.
“No tiene la legitimidad ni la autoridad para vetar candidatos escogidos por el pueblo en unas elecciones bajo la más estricta legalidad española”, censuraron, y recordaron que se repite el episodio que sucedió con el anterior candidato.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/cup-mantiene-abstencion-ver-diferencias-fondo-propuesta-jxcat-erc/20180310003424367387.html


© 2020 El Ideal gallego