Imprimir

A Coruña tiene 350 casas propiedad de bancos en riesgo de ser okupadas

lara fernández a coruña | 01 de julio de 2020

La avenida de Peruleiro es una de las zonas calientes de okupación en la ciudad | pedro puig
La avenida de Peruleiro es una de las zonas calientes de okupación en la ciudad | pedro puig
Peruleiro, Monte Alto, ronda de Nelle y Agra do Orzán son algunas de las zonas calientes 
de okupación

Durante los últimos meses A Coruña se ha visto afectada por un incremento del fenómeno okupa. Ahora, con la llegada de los meses estivales, la época de viajes y vacaciones y en un contexto de crisis económica tras la pandemia del coronavirus, el riesgo de que propiedades vacías sean asaltadas es mayor. La Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) estima que un total de 350 viviendas se encuentran en peligro de ser okupadas en el área. Estas casas son propiedad de entidades bancarias, Sareb y fondos de inversión, ya que representan “el principal objetivo de los okupas”, advierten desde la federación.

Lo que las hace tan atractivas para los asaltantes es que las entidades financieras suelen tardar semanas, o incluso meses, en detectar que el inmueble está okupado. Sin embargo, tal y como reconoce el presidente de Fegein, Benito Iglesias, este creciente fenómeno también se produce en viviendas particulares, o promocione que están a punto de ser entregadas. En la ciudad herculina, según el estudio de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias, las zonas calientes de la okupación, es decir, los barrios y calles más castigados por esta tendencia son Monte Alto, la avenida de Peruleiro, la calle de La Paz, ronda de Nelle, Agra do Orzán, A Zapateira, Eladio Rodríguez y la calle de Padre Busto.

 

Por áreas

El área de A Coruña es, además, la que más viviendas tiene en riesgo de ser asaltadas (350), seguida por el área de Vigo, con 280; el área de Santiago (160); Ourense, con setenta; y Lugo, con cincuenta propiedades en peligro. Así, el total gallego suma aproximadamente 1.800 inmuebles que podrían ser asaltados, según los datos del mes de junio que maneja la federación. Como consecuencia, Iglesias muestra su preocupación por el “incremento y el nivel de impunidad de las okupaciones en Galicia”. Y es que, tal y como señala, “el asalto violento a un inmueble sin contar con la autorización de su propietario, es solo sancionado con una multa de tres a seis meses. Esto crea una sensación de impunidad total al ser la práctica totalidad de los okupas personas insolventes”.

Como solución, el presidente de Fegein demanda que esta práctica sea considerada como un delito penado con prisión y que la policía pueda desalojar la vivienda en menos de 24 horas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/coruna-tiene-350-casas-propiedad-bancos-riesgo-ser-okupadas/20200630204108439995.html


© 2020 El Ideal gallego