Imprimir

Las comunidades identifican y aislan los focos de contagio en la primera semana sin alarma

efe madrid | 28 de junio de 2020

Un mujer corre en una cinta dentro de una cabina en un gimnasio de Madrid | efe
Un mujer corre en una cinta dentro de una cabina en un gimnasio de Madrid | efe
El último brote puso en cuarentena un edificio de Santander que acumula 13 casos positivos del virus 

Las primera semana con libertad de movimientos en todo el país y apertura al turismo extranjero se cumplió ayer con la mayoría de los sistema sanitarios ocupados en identificar y aislar los nuevos focos de contagio de Covid-19.  

El Valle de Arán y un edificio en Santander son las zonas en las que se registraron los últimos focos, en ambos casos limitados, en las últimas horas, mientras que el del centro de acogida de Cruz Roja en Málaga, el más grande activo y que afecta a unas 90 personas, está controlado “y confinado”, según afirmó el presidente andaluz, Juanma Moreno.

En el Valle de Arán, en la provincia de Lleida, al menos siete personas que habían participado en una barbacoa dieron positivo por coronavirus. Este caso se suma al detectado en la residencia Castrillón de Lleida, donde en los últimos días se registraron trece contagios entre los ancianos residentes y otros cinco entre los trabajadores.

Y en Santander, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria puso en cuarentena durante diez días un edificio al detectarse 4 nuevos casos de coronavirus, con lo que suman ya 13 los positivos. A éstos hay que añadir otra persona, del entorno próximo al edificio.
Dada la proximidad de los primeros casos detectados, la Dirección General de Salud Pública activó los protocolos y, además de acometer un exhaustivo estudio de contactos, realizó pruebas a todas las personas del entorno.  

Tras la confirmación del vínculo epidemiológico entre los positivos, Salud Pública decidió poner en cuarentena el edificio al completo durante 10 días, lo que implica aislamiento total.

Además, realizará pruebas PCR en todos los inmuebles colindantes para anticipar la detección de más casos, proceder de inmediato a su aislamiento y evitar la transmisión de la enfermedad. 

También, la Junta de Andalucía amplió el espectro de búsqueda de posibles contagiados en Lepe (Huelva), donde se detectó otro brote que suma diez infectados y 61 personas aisladas. 

Según fuentes sanitarias, hasta este viernes se había estudiado el posible contagio entre las personas que habían tenido contacto con el “paciente cero”, dos días antes de dar positivo el mismo, aunque desde ayer están citadas para que se realicen los test las personas que le vieron o estuvieron con él varios días antes. 

A todas se les está recomendando que se mantengan en sus casas todo el tiempo posible, independientemente del resultado de las pruebas de diagnóstico. 

Se trata de un marinero que faenaba en Senegal, llegó sin síntomas a España y que posteriormente tuvo fiebre, lo que motivó que acudiera a los servicios sanitarios. Tras dar positivo, se aisló a 32 personas, que habían mantenido contacto con el contagiado y se realizaron 52 pruebas PCR, que elevaron a diez los casos confirmados hasta el viernes. 

Asimismo, ya son dos los brotes de coronavirus detectados en la comunidad murciana tras la detección en las últimas 24 horas de tres casos en Torre Pacheco relacionados con uno de la provincia de Granada que se suma al ya existente entre Murcia, Beniel y Santomera con 25 afectados, uno más que este viernes, vinculado a llegados de Bolivia.

Por su parte, el brote de Navalmoral de la Mata (Cáceres) no registró nuevos contagios en las últimas 24 horas, que se mantiene en 22 positivos por coronavirus, en una jornada en la que Extremadura no notificó nuevo contagios en ninguna de sus áreas de Salud ni más altas médicas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/espana/comunidades-identifican-aislan-focos-contagio-primera-semana-alarma/20200627223806439837.html


© 2020 El Ideal gallego