Imprimir

La cara y la cruz del homenaje a dos gallegas: Concepción Arenal y Rosalía de Castro

j.m. fernández caamaño | 14 de Abril de 2019

Monumento a Concepción Arenal, en los jardines de Méndez Núñez
Monumento a Concepción Arenal, en los jardines de Méndez Núñez

La ciudad herculina quiso rendirles un homenaje a ambas escritoras, pero las ideas no corrieron la misma suerte. La escritora coruñesa luce, a día de hoy, en los jardines de Méndez Núñez con un monumento a su memoria; mientras que la poetisa padronesa solo cuenta en la urbe con una placa en su nombre

El 5 de agosto de 1914, el Pleno municipal da cuenta del informe emitido por la Comisión de Paseos, acerca de la instancia promovida por el presidente de la Sociedad Reunión Recreativa Instructiva de Artesanos, en lo que se refiere al emplazamiento y colocación de la primera piedra del monumento que dicha entidad proyecta erigir, por suscripción pública, a la memoria de la eminente mujer, Concepción Arenal.


Además, que se autorice a la mencionada sociedad para emplazar en uno de los macizos en cuadro, contiguos al estanque del Jardín de Méndez Núñez, como lo interesa, el monumento que por suscripción pública proyecta elevar a la memoria de la inmortal gallega Concepción Arenal y para celebrar la colocación de la primera piedra el próximo mes de agosto.


Sin perjuicio de someter a la sanción del Ayuntamiento el diseño o boceto de dicho monumento; que por cuenta de los fondos de la municipalidad e incluyendo para ello, la cantidad necesaria en el presupuesto del año próximo, se erija en el otro macizo simétrico, de los continuos al estanque del aludido jardín de Méndez Núñez un monumento análogo al de Concepción Arenal, a la eximia poetisa gallega Rosalía Castro.

Acordando el Ayuntamiento por unanimidad aprobar el informe de la comisión de paseos que se deja relacionado.

Concepción Arenal
En sesión del 10 de mayo de 1916, sobre el primero de los monumentos dedicados a Concepción Arenal, se da cuenta por disposición de la alcaldía, de una instancia suscrita por Ramón del Cueto, en concepto de presidente accidental de la “Reunión Recreativa e Instructiva de Artesanos” pidiendo que en atención a la traza y condiciones arquitectónicas del monumento que dicha Sociedad se propone erigir, en el mes de agosto próximo, a la memoria de la insigne pensadora Concepción Arenal, se modifique el punto que para su emplazamiento señaló el arquitecto en 5 de agosto de 1914, en uno de los macizos en cuadro contiguo al estanque de los jardines de Méndez Núñez, donde se colocó ya la primera piedra, fijando ahora para el objeto el macizo que existe frente al aludido estanque, conforme al plano que se acompaña a la solicitud, concediéndose la oportuna autorización para poder trasladar tal emplazamiento al nuevo punto indicado.


Leído el consiguiente informe de la Comisión de Paseos, significando que el emplazamiento que se solicita parece el idóneo, para el futuro desarrollo de los servicios ornamentales del jardín y magnífico fondo para el estanque, una vez ampliado este, acordó el Excmo. Ayuntamiento por unanimidad aprobando lo que en dicho documento se propone.

Situación
En relación al documento, primero, señalar para el citado monumento, como emplazamiento definitivo, el macizo que existe frente al estanque de los jardines, con arreglo al plan aludido y segundo, que la instalación sea dirigida por el arquitecto municipal, armonizando la altura y demás condiciones del monumento a las exigencias del estanque, una vez ampliado, de modo que sirva al mismo de adecuado fondo.
El 17 de septiembre de 1916, se lleva a efecto la inauguración de este monumento, acudiendo al acto el presidente del Consejo de Ministros, Excmo. Sr. Eduardo Dato Iradier, a su vez ilustre sociólogo español, quien también era hijo adoptivo de la Coruña.

Rosalía de Castro
En lo que respecta al segundo nunca se llevó a efecto. Aunque se planteó su construcción en la sesión del 14 de octubre de 1952, en el cual el Pleno Municipal da cuenta de una propuesta de la presidencia, en la que se aludió al comienzo de las obras de afirmado de la Carretera Nacional de La Coruña-Madrid, en su origen desde Cuatro Caminos a Los Castros, que obligan a levantar las vías, modificando rasantes y suprimir o modificar la desplazada plazoleta, expresa la preocupación sentida en cuanto a la fijación de emplazamiento del monumento a la gran figura gallega de Rosalía de Castro y somete a la consideración de la Corporación, la posibilidad de señalar la referida plaza de Cuatro Caminos, para situarlo, anunciando un concurso de proyectos entre los arquitectos gallegos, dando ocasión para demostrar la calidad escultórica del granito gallego y bronces.Aceptando la propuesta de la presidencia, el pleno acuerda que los servicios técnicos redacten las bases del concurso de dicho proyecto, con dimensiones y emplazamiento adecuado, entre técnicos de la región y se comunique el acuerdo municipal a todos los Centros Gallegos detalladamente.

El segundo proyecto debió caer en el olvido. Hoy, la Coruña sigue manteniendo una deuda cultural con esta eximia escritora para levantar un monumento a su memoria, pese a que tiene una céntrica calle dedicada a su figura, pero no es suficiente para la mayor escritora que dio Galicia en el siglo XIX y que vivió unos años en esta ciudad, en la calle Príncipe, junto a Manuel Murguía.


Santiago por su parte acoge en su Alameda, un extraordinario monumento dedicado a esta gran escritora y que es muy visitado por todos los amantes de la cultura en su visita a Compostela.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/cara-cruz-homenaje-gallegas-pardo-bazan-rosalia-castro/20190413220753403042.html


© 2019 El Ideal gallego