Imprimir

Campeona del mundo gracias a que le cambiaron los turnos

EFE | 07 de julio de 2020

 La deportista ha relatado los obstáculos que ha tenido que superar  | aec
La deportista ha relatado los obstáculos que ha tenido que superar | aec

Lara Fernández ha estrenado un documental en el que relata su experiencia

Lara Fernández, campeona del Mundo de Muay Thai en categoría K1-LSKA y Muay Thai WBC, ha ilustrado la dificultad de este logro al afirmar que si sus compañeras de trabajo no le hubieran cambiado los turnos, no habría conseguido la corona mundial

Ésta es una de las revelaciones que hace en un documental estrenado el pasado fin de semana Lara Fernández, de 23 años, natural de Cebolla (Toledo) y afincada en Coria del Río (Sevilla), donde compatibiliza sus entrenamientos con el trabajo en una gasolinera.

“Si mis compañeras no me hubieran cambiado los turnos, no podría haber sido campeona del Mundo”, afirma la deportista toledana, quien mantiene que “los patrocinadores buscan deportistas que sean rentables y para serlo el Muay Thai necesita más visibilidad”.

Tras contar su caso en twitter el pasado otoño, Lara Fernández ganó el título mundial en la categoría de menos de 59 kilos en los Mundiales de Bruselas, en una final a combate único ante una complicada luchadora del país anfitrión, Kelly Denoiko, aunque a pesar de eso no ha podido encontrar patrocinadores que financien su carrera.

Como refleja el documental, la deportista toledana llegó un domingo por la noche de competir en China y a las cinco de la madrugada del día siguiente estaba en la gasolinera en la que trabaja para sobrevivir.

Los responsables del documental explican que Lara Fernández “no solo lucha contra su oponente en el ring, sino que lo hace también con cada una de las barreras que se encuentra en el camino”, con condicionantes como la menor duración de los combates con respecto a los masculinos o que en una velada haya menos peleas femeninas. l

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/campeona-mundo-gracias-cambiaron-turnos/20200706232050440468.html


© 2020 El Ideal gallego