Imprimir

Arteixo y A Laracha repiten unión para solicitar un taller de empleo a la Xunta

redacción arteixo | 07 de febrero de 2014

José Manuel López, A Laracha, y Carlos Calvelo, Arteixo	quintana
José Manuel López, A Laracha, y Carlos Calvelo, Arteixo quintana

Los ayuntamientos de Arteixo y A Laracha han decidido volver a presentar un proyecto conjunto para solicitar a la Consellería de Traballo un taller de empleo.

Los ayuntamientos de Arteixo y A Laracha han decidido volver a presentar un proyecto conjunto para solicitar a la Consellería de Traballo un taller de empleo. Una iniciativa con la que persiguen “ofrecerlles novas posibilidades aos veciños, dirixidas a crear emprego, mellorar a formación e aumentar a súa empregabilidade e, por tanto, as opcións da inserción no mercado laboral”, subrayan. Además, con esta unión incrementan la valoración de la Xunta.
En octubre de 2013 presentaban a la Xunta la primera cooperación de estas características. Optaron ambos municipios por tres cursos con quince plazas cada uno: montaje y mantenimiento de instalaciones solares térmicas; la atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales y dinamización de actividades educativas de tiempo libre para el público infantil y juvenil. La subvención ascendía a 478.000 euros.
En el segundo plan común, se incrementa el número de plazas hasta las 53. La temática de los cursos es muy similar. No se convoca el de instalaciones solares, pero sí, el de servicios socioculturales a la comunidad y de actividades físicas y deportivas. El presupuesto calculan que será de unos 400.000 euros.
Uno de los aspectos que recalcan desde ambas administraciones es que los alumnos que completen el curso que inicien recibirán un certificado de profesionalidad, así como el título oficial que acredita la cualificación y competencia del trabajador en la correspondiente especialidad cursada.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/area-metropolitana/arteixo-y-laracha-repiten-union-solicitar-taller-empleo-xunta/20140206232005172424.html


© 2020 El Ideal gallego