Imprimir

“Aquí somos invisibles, no sabemos lo que quieren hacer y nadie nos informa”

l.pazo a coruña | 10 de noviembre de 2019

Vista general del Campanario, barrio de titularidad municipal próximo a O Portiño | quintana
Vista general del Campanario, barrio de titularidad municipal próximo a O Portiño | quintana
Los vecinos del Campanario viven con incertidumbre el futuro de la zona ante 
el resurgir de los planes de urbanización

“Estos son terrenos municipales, somos un barrio más de la ciudad, lo único que pedimos es que arreglen las calles y nos pongan los mismos servicios que a los demás. Ya tenemos casas, que son del Ayuntamiento, ellos son quienes tienen que arreglarlas o, al menos, que nos dejen los materiales o nos ayuden a comprarlos y ya las reparamos nosotros. Pero nada, aquí somos invisibles”.

Este es el sentir de los vecinos del barrio del Campanario, en O Portiño, expresado a través del presidente de su asociación, Carlos Gómez y recogido en la memoria del taller “Arquitecturas Ambulatorias”, coordinado por la arquitecta Cristina Botana y la trabajadora social Roció Botana al amparo de la Oficina Cooperación y Voluntariado de la UDC.

Con la idea nuevamente de urbanizar en el sector de O Portiño sobre la mesa, el proyecto –que contó con expertos en diferentes ámbitos y estudiantes de Arquitectura, Trabajo Social, Sociología e Ingeniería de Caminos, entre otros– pretende dar voz a sus habitantes ante la incertidumbre de estos al respecto y crear un grupo de acompañamiento a estos de cara al futuro. “É un territorio que sempre estivo moi maltratado. É o espacio máis vulnerable de ser expulsado e, aínda que é de promoción municipal, en ningún momento se lle deron os servicios de calquera outro barrio da cidade. E agora que volve a rexurxir un pouco esta intención de urbanizar a xente non entende moi ben o que se pretende facer alí porque nunca hai reunións con eles. Hai incertidume e a xente vese indefensa”, destaca Cristina Botana.

Con todo, el carácter reivindicativo del barrio es algo que constataron los integrantes de “Arquitecturas Ambulatorias”, ya que desde su creación en 1962 no dejaron de manifestarse para demandar una vivienda digna o servicios –contaron con servicio de agua potable 13 años después de su construcción y con alcantarillas y red de saneamiento hace un par de años–.

FUTURO INCLUSIVO Y CONEXIONES DIGNAS
El grupo de arquitectos Ergosfera fue uno de los participantes en el proyecto auspiciado por la Universidad. Para ellos, el único escenario justo y razonable es que los vecinos de O Portiño, Campanario y San Pedro de Visma participen en el diseño y puedan decidir su futuro. “O mellor é que o planeamento sexa inclusivo”, destaca, al tiempo que aseguran que apuestan por romper su aislamiento “mediante conexións cos Rosales e San Pedro de Visma dun xeito digno”, entre otras medidas.

 

Centro social

“Durante uns anos foi un servizo de limpeza e agora deixou de ir. Teñen un local veciñal que están pendentes de que o abran, se rehabilitou e a obra rematou no verán pero segue sen abrirse. Hai unha serie de accións municipais que preocupan ante as que hai silencio administrativo”, asegura Botana.

Otro de los testimonios que se recogen en el trabajo asegura que el local vecinal daba “mucha vida”, ya que era utilizado por los más jóvenes para hacer deberes, para jugar al tute los más mayores o para realizar el culto. “Nos quieren echar de aquí y ya empiezan a hacerlo, los vecinos están preocupados, la gente está inquieta porque si no nos quieren aquí se acabó para nosotros”, asegura.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/aqui-somos-invisibles-sabemos-quieren-hacer-nadie-nos-informa/20191109201819419357.html


© 2019 El Ideal gallego