Imprimir

El alijo incautado en O Castrillón iba destinado a escolares y jóvenes

r.l. A coruña | 18 de abril de 2018

La droga incautada era resina de cannabis de gran pureza
La droga incautada era resina de cannabis de gran pureza

Gran parte de los 50 kilos de hachís incautados el domingo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Guardia Civil en la avenida de Oza, en O Castrillón, iba a ser vendida

Gran parte de los 50 kilos de hachís incautados el domingo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Guardia Civil en la avenida de Oza, en O Castrillón, iba a ser vendida “en los ambientes juveniles y escolares, uno de los más sensibles y propicios al inicio en este tipo de adicciones” según señalan las autoridades. La operación, denominada “Croma-Roble”, fue conjunta, puesto que la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional aportó información, pero fueron los agentes del Instituto Armado los que llevaron a cabo el arresto de cuatro sospechosos: J.I.M.M. de 34 años, A.C.G. de 29 años, I.G.V. de 28 años y M.L.B. de 37 años, este último cuando llevaba a cabo la entrega de partida de droga incautada con destino a los anteriores. También realizaron la incautación del estupefaciente, así como de 102.000 euros.

El hachís es la droga más popular entre los jóvenes, de la que les atrae su bajo precio. De hecho, es la droga más consumida según las estadísticas de la Asociación Ciudadana de Lucha contra la Droga (Aclad) que sitúan en un 37% el número de casos de consumo de hachís que acuden a su sede de A Grela, un número semejante al de los consumidores de cocaína.


Desde la Guardia Civil y la Policía Nacional se viene detectando un importante flujo de hachís con destino al mercado ilícito medio y minorista de hachís. Las organizaciones de narcotraficantes utilizan para el transporte y distribución del estupefaciente vehículos acondicionados con las denominadas “caletas”, en los cuales se suelen realizan los transportes de manera continuada y periódica, a fin de reducir el riesgo de ser descubiertos.


Droga de iniciación
El consumo de cocaína o de drogas sintéticas como el MDMA crea más alarma pero, aunque coloquialmente se considere el cannabis o incluso el hachís (su resina), como una droga blanda, a los expertos les desagrada el término porque consideran que rebaja la gravedad del problema que supone su consumo entre jóvenes. Es la droga con la que se inician los menores.

Desde Aclad alertan de que, en los últimos años, han tenido que atender cada vez más casos de jóvenes que quieren desintoxicarse de la marihuana. “El problema es que se ha aumentado mediante cruces selectivos el contenido de THC (Tetrahidrocannabinol) en las plantas. Hoy en día tienen cinco veces más que hace 20 años”, señalan desde Aclad. El resultado es que en la asociación reciben a menores que presentan síndrome de abstinencia.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/coruna/alijo-incautado-castrillon-iba-destinado-escolares-jovenes/20180417232654370828.html


© 2020 El Ideal gallego