• Viernes, 19 de Octubre de 2018

La violencia de hijos a padres aumenta en España un 223% en siete años

La violencia ejercida por los hijos menores de edad sobre sus padres ha aumentado un 223 por ciento en España desde 2007 a 2014, según el informe “Menores violentos .

La violencia de hijos a padres aumenta en España un 223% en siete años
Presentan el informe sobre violencia filioparental de The Family Watch                                                                                ep
Presentan el informe sobre violencia filioparental de The Family Watch ep

La violencia ejercida por los hijos menores de edad sobre sus padres ha aumentado un 223 por ciento en España desde 2007 a 2014, según el informe “Menores violentos ¿Un tema menor? Violencia filioparental y el uso indebido de las tecnologías”, realizado por el Instituto Internacional de Estudios de la Familia The Family Watch, presentado ayer en Madrid.
Este tipo de violencia se ha convertido en un fenómeno en ascenso: las denuncias de padres han pasado de 2.683 en 2007 a 6.000 en 2014.
El uso abusivo de las nuevas tecnologías juega un papel “dinamizador” de estas conductas violentas, pues a través de ellas el menor pasa su ocio o mantiene relaciones interpersonales, según explicó la directora académica de este estudio, Sonsoles Vidal. La privación de las TIC por los padres como mera pauta educativa puede ser en ocasiones el detonante de un acto violento. Vidal indicó que además de estos datos generales sobre el incremento de este fenómeno, procedentes de los informes de la Fiscalía General del Estado, se ha empleado una muestra para este estudio procedente de los casos atendidos en Madrid por los servicios municipales y autonómicos y de la Fiscalía autonómica.
Para ello, se han seleccionado 1.143 expedientes de reforma incoados a menores por delito de maltrato en el ámbito familiar, de los cuales se extraen 680 casos de niños y adolescentes con condena judicial por violencia filioparental. “Afecta a todas las capas sociales, sobre todo clases medias y altas, algo que puede parecer paradógico”, subrayó la directora del informe.
Así, indicó que si se tiene en cuenta el dato de menores condenados por delitos similares en el ámbito familiar, “propiamente los sancionados por violencia filioparental no superan el 20 por ciento”, aunque “eso no significa que sean pocos”, porque existe “una cifra negra” de casos que no se denuncian.

causas
Vidal explicó que el fracaso escolar como consecuencia de la falta de control parental, el consumo de drogas, la falta de límites por la ausencia de los padres y el uso de la tecnología son las causas más relevantes de este tipo de violencia que ejercen los hijos sobre sus progenitores.
Para la responsable de este trabajo “se puede concluir que hay una falta de control parental obvio” porque “son adolescentes, pero menores de edad”. Por ello, propone educar a los hijos en la sociedad tecnologizada y entender las claves de “por qué los padres no llegan a controlar adecuadamente a los hijos”.
“Están solos en casa, hay horarios muy largos de trabajo, pasan mucho tiempo en la calle y su ocio pasa por la tecnología”, concretó.
Este consumo de tecnología en solitario da lugar al “botellón electrónico”, según precisó Vidal, que también dijo que muchos de estos menores tienen una “niñera electrónica en casa” que no les controla. En el documento se indica además que los adolescentes pasan más tiempo con dispositivos digitales que con sus padres y hermanos, y que existe una “normalización” de la violencia en pantalla.