jueves 02.04.2020

La valedora constata un aumento de quejas contra la banca por la vivienda

La valedora do Pobo, Milagros Otero, trasladó ayer su preocupación por el “incremento significativo” de las quejas relacionadas con la actuación de las entidades financieras (sobre todo en el área de vivienda

Entrega al presidente del Parlamento, Miguel Santalices	EFE/Lavandeira
Entrega al presidente del Parlamento, Miguel Santalices EFE/Lavandeira

La valedora do Pobo, Milagros Otero, trasladó ayer su preocupación por el “incremento significativo” de las quejas relacionadas con la actuación de las entidades financieras (sobre todo en el área de vivienda e hipotecas) en el informe de la institución relativo a 2016. A su juicio, es “urgente” evitar cesiones “dudosas” de créditos a sociedades gestoras de fondos buitre.

En la rueda de prensa de presentación del informe, tras entregar una copia al jefe del Legislativo, Miguel Santalices, incidió en esta cuestión, al tiempo que constató que hay “un amplio margen de mejora” en la protección de los deudores hipotecarios y a las personas afectadas por desahucio.

No en vano, el informe recoge que se realizaron “numerosas actuaciones” en contra de desahucios y de determinadas cláusulas “abusivas” de entidades financieras en contratos de hipoteca. El documento alude, en concreto, a varios casos ligados a las cláusulas suelo. Al respecto, la valedora explicó que, desde la institución se trabaja de oficio cada vez que se conocen situaciones de este tipo.

Dicho esto, destacó que la colaboración de varias entidades financieras a las que se dirigió la institución fue “favorable” ya que se aceptó la “mayor parte de las recomendaciones dirigidas”.

Asimismo, también destacó que, gracias a la colaboración con el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) se pudieron encontrar soluciones habitacionales para casos urgentes.

La institución también tuvo que actuar contra casos de pobreza energética. En esta área, Milagros Otero enfatizó que “se trabajó a destajo por los derechos básicos de los usuarios y en la ampliación del bono social y el tique eléctrico social para personas físicas económicamente vulnerables”.

Por otra parte, este informe constó que siguen las quejas ligadas a los “atrasos” en prestaciones de la dependencia, así como en el ámbito sanitario. No en vano, la institución remarca que es necesario “mejorar” la gestión de las listas de espera “utilizando criterios de prioridad claros y transparentes”. En el área de servicios sociales, la mayoría de las quejas se refieren a situaciones de exclusión social o de riesgo de caer en ella.

Comentarios