viernes 15/1/21

Un grupo de alumnos acude a clase con cascos para protestar por estado ruinoso del colegio

 Un grupo de alumnos de un colegio de Infantil y Primaria de Antequera acudieron ayer a clase con cascos protectores en la cabeza como protesta por los desprendimientos de cornisas en el centro y para reclamar el arreglo del edificio. Además de los escolares, la protesta fue apoyada por numerosos padres, algunos profesores y el conductor de autobús, que también acudieron al colegio ataviados con cascos de todo tipo, desde los de obra a los empleados para circular en bici, patines o diversos disfraces. La presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del colegio, Carmen Rosa Morente, aseguró que los niños fueron “ilusionados” a clase con sus cascos, y conocen la situación porque “no pueden jugar en condiciones” en el patio, ya que hay una zona acotada debido al estado de las cornisas del edificio. “Cueste lo que cueste, hay que arreglarlo”, manifestó Morente, quien  achacó el estado del colegio a su antigüedad.

Comentarios