• Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Tráfico quiere menos velocidad y más radares tras un verano con 259 muertos

La DGT quiere reducir el actual límite de 100 kilómetros por hora de velocidad en las carreteras secundarias y aumentar el número de radares con el objetivo de frenar la cifra de fallecidos que este verano ha dejado un nuevo incremento del 15%

Tráfico quiere menos velocidad y más radares tras un verano con 259 muertos
Estado en el que quedó el vehículo accidentado en Asturias | alberto morante (efe)
Estado en el que quedó el vehículo accidentado en Asturias | alberto morante (efe)

La DGT quiere reducir el actual límite de 100 kilómetros por hora de velocidad en las carreteras secundarias y aumentar el número de radares con el objetivo de frenar la cifra de fallecidos que este verano ha dejado un nuevo incremento del 15%, con 259 muertos, 34 más que las vacaciones del año pasado.
Unos datos que “no son buenos pero que tampoco no dan ninguna sorpresa”, en palabras del director de Tráfico, Pere Navarro, que dejó claro que hay margen para mejorar y que precisamente la fotografía que ofrece lo ocurrido en las carreteras en julio y agosto “apunta dónde hay que concentrar los esfuerzos”.
Es aquí donde Navarro adelantó que tiene en su agenda reducir el límite máximo de velocidad en las carreteras secundarias, donde han perdido la vida estos dos últimos meses 198 personas, 24 más que el verano de 2017, lo que supone el 77 por ciento de todos los fallecidos, un porcentaje similar al que deja la siniestralidad todo el año.
Pero además, casi un cuarto de los muertos en este tipo de vías –el 91 por ciento de toda la red– es por salida de vía y, en la mitad de estos casos, por exceso de velocidad, con poco margen de diferencia sobre el consumo de alcohol y drogas (47 %).
Respecto a los radares, Tráfico también expuso cómo están otros países respecto a España, con 905 cinemómetros fijos y móviles, un número muy alejado de los instalados en Francia, 3.953, o en Reino Unido, 7.200.
“La velocidad es el tema y punto”, zanjó en un momento de su intervención, que comenzó con la presentación de los datos del verano, en el que se han registrado 236 accidentes mortales, con 259 muertos –127 en julio, seis más que en 2017; y 132 en agosto–. Tráfico recuerda que desde 2012 la cifra de fallecidos en verano varía de 220 a 260 y que, al reducirse las grandes retenciones, no hay “grandes diferencias” entre el verano y otros meses del año. l