• Viernes, 19 de Octubre de 2018

Un total de 600 niños militan en las distintas formaciones de la OSG

Tras el primero de los abonos donde se pudo escuchar el violín de Patricia Kopatchinskaja siendo Shostakóvich, el gerente de la OSG, Andrés Lacasa, destaca la apertura de la temporada a distintos estilos. Será un año ecléctico donde la formación tocará repertorio

Un total de 600 niños militan en las distintas formaciones de la OSG
Los niños de Resuena en la visita de Gustavo Dudamel | patricia g. fraga
Los niños de Resuena en la visita de Gustavo Dudamel | patricia g. fraga

Tras el primero de los abonos donde se pudo escuchar el violín de Patricia Kopatchinskaja siendo Shostakóvich, el gerente de la OSG, Andrés Lacasa, destaca la apertura de la temporada a distintos estilos. Será un año ecléctico donde la formación tocará repertorio romántico y del siglo XX, sin olvidarse del clásico. Además, el responsable destaca los viajes que harán a Madrid y Castilla León en unos meses donde seguirán programando los conciertos extraordinarios participativos con la Caixa y “El Mesías”, de Haendel. En este sentido, seguirán con la misma política que lleva a los jóvenes y jubilados a pagar la mitad del importe de la localidad en los recitales de los sábados y en todas las zonas. 

No faltarán los conciertos en familia, que son el broche final a una serie de sesiones didácticas con colegios entre semana. En enero, los pequeños coquetearán con la música clásica a través del cine con bandas sonoras en un auditorio principal, que no será el único escenario para aprender y disfrutar. En la sala de cámara, también se programarán directos familiares. 

Y es que a lo largo del año, Lacasa calcula que 20.000 escolares ocupan butaca frente a los instrumentos y muchos también los tocan porque en 2018/2019 los programas Son Futuro y Abanca Resuena continúan. 

Lacasa indica que para este último, de momento, cuentan con el centro cívico de Monte Alto y el CEIP Alborada de Elviña como cunas de futuro músicos y que hay lista de espera. Entre todas las agrupaciones de la Sinfónica suman 600 niños. En Resuena solo ya son 180, “una cifra que no está nada mal y que esperamos aumentar porque muchos querrían participar y no pueden”. 

Para el gerente, esto es lo que diferencia a la OSG del resto de formaciones, la cantera que viene detrás buscando un hueco. 
En cuanto a las obras que interpretarán los grandes, destaca la puesta  en valor de compositores españoles no solo gallegos “en esta ocasión, estrenando teatro Colón”, como una forma deslocalizar al grupo que arrastra a 1.800 abonados más los espectadores que resultan de la venta libre. La asistencia se traduce en 40.000 espectadores al año, sin añadir las invitaciones por el convenio firmado con la Universidad.