domingo 25/10/20

La superficie quemada en el incendio de Valencia supera las 3.000 hectáreas tras más de dos días activo

El incendio declarado este lunes en el término municipal de Llutxent (Valencia) había arrasado hasta ayer 3.003 hectáreas, según la última perimetración del Centro de Coordinación de Emergencias.

Vista de una de las viviendas afectadas por el incendio forestal en la zona de la Marxuqera (Gandía) | NATXO FRANCÉS (efe)
Vista de una de las viviendas afectadas por el incendio forestal en la zona de la Marxuqera (Gandía) | NATXO FRANCÉS (efe)

El incendio declarado este lunes en el término municipal de Llutxent (Valencia) había arrasado hasta ayer 3.003 hectáreas, según la última perimetración del Centro de Coordinación de Emergencias.
El fuego afecta a seis poblaciones valencianas: Llutxent, Pinet, Ador, Barx, Quatretonda y Gandia, que es la zona donde las llamas más superficie calcinaron. A lo largo de la jornada de ayer, trabajaron en las labores de extinción más de 700 efectivos terrestres y 27 aéreos procedentes de distintos cuerpos y administraciones como bomberos forestales y personal de medio ambiente de la Generalitat, miembros de los consorcios provinciales de bomberos de Valencia, Castellón y Alicante y personal del Cuerpo Municipal de Bomberos de València.
Asimismo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación envió siete aviones anfibios, tres de ellos con capacidad de descarga de 5.500 litros y cuatro de 3.100 litros, así como un helicóptero Kamov de 4.500 litros y ocho helicópteros de transporte con helibalde de 1.200 litros, así como un avión de Comunicaciones y Observación que graba y envía imágenes aéreas en tiempo real sobre la evolución del fuego.
También, para los trabajos de extinción desde tierra se desplazaron cuatro Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales y una unidad móvil de Meteorología y Transmisiones que prestan apoyo a los directores de extinción. El fuego obligó a desalojar “de forma preventiva” a la población del municipio de Pinet este martes. La noche del lunes ya se evacuó a unas 2.500 personas de la zona de La Drova y las urbanizaciones de Montesol y Montepino. Por motivos de seguridad, ayer continuaban sin poder volver a su casas.
Los vecinos esperan con incertidumbre y nerviosismo en las zonas de seguridad habilitadas por la Guardia Civil poder regresar a las viviendas para conocer su estado. Marcos Iscardo, propietario de una de las viviendas de la urbanización Montepino, su residencia habitual, narró que la evacuación por parte de la Guardia Civil fue “muy rápida” y abandonó la vivienda con su familia con lo justo, “una muda, dinero y la documentación”.
Su vivienda es una de las primeras de la urbanización, que se divisa desde la rotonda de la carretera que da acceso a la zona residencial donde la Guardia Civil estableció un control de seguridad y no deja acceder a personal que no esté autorizado.
Por su parte, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, señaló ayer que las predicciones sobre la evolución del incendio eran “más favorables” y el horizonte “un poco mejor” que el de la mañana de ayer, pero “aún hay una incertidumbre muy grande”, dijo, al tiempo que pidió “gran prudencia” y “no hacer ningún alarde de triunfalismo”. Así se manifestó Puig en una atención a los medios de comunicación junto con la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, donde habló sobre las últimas noticias del incendio.
Asimismo, apuntó que no es un problema de medios, ya que cuentan con “todos los posibles”. “Hay que gestionar adecuadamente los recursos aéreos, el espacio aéreo es limitado y también la zona de cobertura. Hay que ver cómo se puede hacer de la mejor manera posible para que no haya peligro para nadie porque la seguridad es la clave. Lo mas importante es la seguridad, de los pilotos y de quienes trabajan en terreno con condiciones climatológicas terribles”, resaltó el president Ximo Puig. l

Comentarios