sábado 24/10/20
víctor manuel Cantautor

“Nosotros somos gente amortizada, pero el pastel negativo se lo llevan los que empiezan”

Víctor Manuel reconoce que están en forma y disfrutan cada reencuentro con el público como cuando tenían 20 años menos y fueron testigos de que el cóctel de repertorios que prepararon en “El gusto es nuestro” produjo una marea de 500.000 personas en 33 recintos.

Actuarán el próximo día 29 en el Coliseo
Actuarán el próximo día 29 en el Coliseo

Víctor Manuel reconoce que están en forma y disfrutan cada reencuentro con el público como cuando tenían 20 años menos y fueron testigos de que el cóctel de repertorios que prepararon en “El gusto es nuestro” produjo una marea de 500.000 personas en 33 recintos que hoy vuelven a pisar. En el Coliseo, estarán el 29 de julio y “la verdad es que estamos disfrutando muchísimo, sobre todo, por el entusiasmo de la gente”.
En los tres directos que llevan hasta el momento, el asturiano cuenta que le pregunta al público si estuvieron hace dos decenios “y un montón de gente levanta la mano. Están felices de recordarlo”. La pareja de Ana Belén señala que esta entrega es mejor a nivel técnico porque les acompaña una “superpantalla que ni soñábamos por entonces” y por la realización televisiva: “El grupo sonaba igual, pero no tan bien gracias al equipo”.
Para la selección de temas, explica que “cada uno propuso lo que quería y después establecimos los cruces y pactamos los bises porque nadie va a cantar a disgusto”. Entre las preferencias de Víctor Manuel, Ana Belén, Miguel Ríos y Serrat, están también los inamovibles del público y, al final, al cantautor le da la sensación de que “cantamos poco porque hay mucho que repartir”.
Si para Ríos es inevitable cantar “Bienvenidos”, él no se imagina un concierto sin que salgan a pasear las estrofas de aquella historia de amor que tituló “Solo pienso en ti”, la que ya es un himno para sus paisanos “Asturias” o en la que se confiesa “un pobre diablo” y también “un corazón tendido al sol”.
Serán en total 42 canciones las que se escucharán en el multiusos coruñés, “unas son fijas” y otras sorprenden. En ese sentido, el cuarteto tiene preparado un mix como el que capitanearon hace 20 años de versiones ajenas a los cuatro, que no dejarán indiferente, según Víctor Manuel.
En este sentido, alaba encuentros como el de esta gira porque, dice, “cada uno hemos trabajado mucho de forma individual, pero hay una admiración mutua –de lo contrario sería imposible– y el principal aprendizaje es que se puede convivir y disfrutar”.
En todo este tiempo, opina que “la música se ha desvalorizado. Antes se vendían discos y ahora no. Ha cambiado la vida del músico. Nosotros somos gente amortizada que se ha dedicado toda la vida a esto, pero el pastel negativo se lo llevan los que empiezan y tienen que completar su pasión por la música con otra profesión”.
Del revival en directo, el cantante comenta que saldrá un disco a mediados de octubre: “Ya lo hemos grabado en los directos de Madrid y Barcelona”. Confiesa que siempre es un placer volver a la ciudad y a Galicia: “Estuvimos el año pasado en las fiestas y estamos muy contentos por regresar”.
En cuanto a su faceta compositiva, cuenta que no ha dejado de ingeniar letras pero que en el último año y pico se ha centrado en su gira de “50 años no es nada”. Sin embargo, se ve con ganas de agarrar el lápiz y “ponerme a escribir”.
Aunque han pasado 20 primaveras desde aquel tour que marcó récords de asistencia, solo Ríos ha abandonado la carretera. Los otros tres siguen engarzando proyectos y no dejan de emocionarse cuando “vemos sus caritas desde arriba y como salen encantados”. Se siente muy reconfortado cada vez que vuelve a vivirlo. Por eso, los “Hoy puede ser un gran día”, “España camisa blanca de mi esperanza”, “Bienvenidos”, “Solo pienso en ti”, “Cantares”, “Mediterráneo”, “La Puerta de Alcalá”, “Año 2000”, “Santa Lucía”, “Asturias”, “El hombre del piano”, “Fiesta”, “Lucía” y el “Blues del autobús” tendrán en julio más sentido que nunca.

Comentarios