domingo 24/1/21

Siguen buscando a las dos personas sepultadas por un edificio en Madrid

Un día después de que se derrumbara un edificio en obras en Madrid, los equipos de rescate continuaron ayer con la búsqueda de dos personas desaparecidas

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid trabajaron en dos zonas marcadas por perros de rescate | Santi Donaire (efe)
Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid trabajaron en dos zonas marcadas por perros de rescate | Santi Donaire (efe)

Un día después de que se derrumbara un edificio en obras en Madrid, los equipos de rescate continuaron ayer con la búsqueda de dos personas desaparecidas bajo los escombros, mientras aumentaba la angustia de los familiares.
El desplome del forjado de la séptima planta del edificio, ubicado en el número 19 de la calle General Martínez Campos de la capital, arrastró los pisos inferiores y generó cientos de kilos de escombros, por lo que las labores de retirada de los cascotes son muy lentas y complicadas, debido a la inestabilidad del terreno. Durante la jornada de ayer hasta el cierre de esta edición no hallaron a las dos personas desaparecidas, Agustín Bello Moreno, de 42 años y vecino de Parla (Madrid), y José María Sánchez Tejeda, de 56 años y natural de Malpartida de Plasencia (Cáceres), en las zonas identificadas por perros de la Policía como posibles ubicaciones.

Agustín Bello Moreno no trabajaba en la obra y había pasado a visitarla, según declaró su hermano Roberto Bello, uno de los encargados de la obra. “Vino de visita a saludarme y tras surgir un problema le dije: espérate aquí, y cuando fui a subir fue cuando se cayó”, según las declaraciones efectuadas por Roberto Bello.
Debido a la complejidad del desescombro por el riesgo de más desprendimientos, la tarea se podría alargar “varios días”, según explicó la concejal del distrito de Chamberí, Esther Gómez, quien detalló que, aunque se descartó peligro en los edificios colindantes, los vecinos desalojados no podrán regresar a sus casas hasta que termine esta labor, “muy complicada”.

Dado que la búsqueda fue infructuosa, los bomberos procedieron a cambiar la estrategia y montar una grúa de grandes dimensiones para demoler los elementos inestables de las plantas superiores, la séptima y la sexta, y de esta manera poder entrar al bloque “a cielo abierto”, según el jefe del Cuerpo del Ayuntamiento de Madrid, Eugenio Amores.

El derrumbe de las plantas superiores puede provocar desprendimientos controlados, por lo que alertaron a los vecinos de la zona de los ruidos que pudieran producirse. Todos estos movimientos fueron trasladados a los familiares de los dos desaparecidos, que permanecían ayer en el lugar en un hospital de campaña, aunque un grupo permanece en el Convento de las Hermanas de San Vicente de Paúl.
El delegado de Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, les explicó, junto a psicólogos municipales, cuáles eran las actuaciones a realizar, dado que el tiempo apremiaba y su nivel de “angustia” aumentaba a medida que pasaban las horas sin tener noticias de los operarios.


Tras eliminar los elementos que amenazan con derrumbarse, los bomberos esperan acelerar la búsqueda y encontrar a los obreros “en el menor tiempo posible”, detalló el jefe de bomberos.

Comentarios