​El sector funerario deja de ser tabú después del covid

La pandemia del Covid tuvo repercusión en casi todos los ámbitos de la sociedad. El aumento de muertes por el virus hizo que servicios funerarios como Interfunerarias se acoplan a la necesidad y estos dejara de ser un tabú.


Esto puede conocerse más a profundidad en el blog funerario donde Interfunerarias muestra todo su conocimiento en esta materia con el objetivo de ayudar a las personas a encontrar información funeraria útil y de calidad.


Pensar en la muerte nuestra o de un ser querido es un tema que poco se toca y en el que no queremos pensar. Sin embargo, cuando vemos tantos fallecidos a nuestro alrededor y a personas, sin seguro privado, buscando recursos para enterrar a sus familiares, comenzó a embargar en muchos la necesidad de contar con un buen servicio funerario.


Estos servicios tuvieron que adaptarse y adecuarse en respuesta a la pandemia. El miedo al contagio hizo que las funerarias ofrecieran la cremación como una medida segura, ante la decisión de protección que las autoridades hicieron sobre qué personas fallecidas no fueran veladas por temor al contagio durante el acto.


La preparación del servicio funerario


Con la llegada del mortal virus, hubo incluso países como Ecuador, donde se vieron en las calles cadáveres de personas por la alta cantidad de casos, la imposibilidad de las familias para enterrarlos y una falta de preparación de las autoridades y los servicios funerarios para atender tan alta demanda.


Sin embargo, servicios como Interfunerarias tuvieron una respuesta exitosa ante la situación. Logró contar con un espacio suficiente para prepararse ante la pandemia. Reaccionó de una forma positiva y eficaz ante una crisis sanitaria nunca vista.


No se dejaron de prestar los servicios, siempre cumpliendo con los protocolos establecidos por las entidades gubernamentales. Se trató de un gran reto ante una situación compleja.


De acuerdo con los expertos en la materia, la mayor parte de la respuesta a los familiares de las víctimas vino de la empresa privada. Las funerarias cubrieron todos los gastos fúnebres ayudando a amortiguar la situación de fallecidos en cadena antes de que las autoridades tuvieran una respuesta efectiva para la crisis.


Ya no se mira a las funerarias de la misma manera


Como se dijo, la pandemia impulsó el cambio de sectores como el funerario. Las personas comenzaron a pensar en su necesidad y, con sentimientos encontrados, se dieron cuenta de la necesidad de contar con una alianza con las funerarias.


Lo que comenzó como un pequeño virus que afectaba solo a una ciudad china, se expandió de tal manera que millones de personas fallecieron en todo el mundo. Y, como no se había evidenciado antes, las autoridades decretaron un confinamiento total.


A pesar de las medidas gubernamentales, el contagio no se detuvo y, hubo un antes y un después en cuanto a la percepción de los servicios funerarios.


Todos estamos claros en que la muerte forma parte de la vida, pero obviamente ninguno queremos morir o que uno de nuestros seres queridos lo haga. Es por ello, que tendemos a mirar con recelo los servicios funerarios, viéndolos como algo que no deseamos necesitar.


Las funerarias cubrieron los costos de todos sus afiliados. Pero no solo eso, se prepararon en materia de bioseguridad y reserva de personal, por solo citar ejemplos de hasta qué punto llegó su capacitación.


La cremación de los cadáveres era necesaria para disminuir el impacto de la pandemia, pero muy pocos servicios públicos contaban con hornos crematorios para cubrir tal impacto. El sector privado reaccionó a las necesidades de la población.


El tabú de que las funerarias son un servicio ajeno a nosotros y con el que no queremos tener contacto se dejó a un lado. Tanto las autoridades como las familias tomaron en cuenta de que era una necesidad. La pandemia cambió muchos sectores de la economía y el funerario no fue la excepción.


​El sector funerario deja de ser tabú después del covid

Te puede interesar