jueves 02.04.2020

Sanidad dejará de financiar el pago de 425 fármacos a partir de agosto

Los medicamentos que el Sistema Nacional de Salud dejará de financiar serán 425, una medida que previsiblemente entrará en vigor a partir de agosto y que permitirá ahorrar 458 millones, según anunció la ministra de Sanidad, Ana Mato tras el Consejo Interterritorial de Salud.

la conselleira de sanidade, rocío mosquera y su homólogo vasco, rafael bengoa		efe
la conselleira de sanidade, rocío mosquera y su homólogo vasco, rafael bengoa efe

Los medicamentos que el Sistema Nacional de Salud dejará de financiar serán 425, una medida que previsiblemente entrará en vigor a partir de agosto y que permitirá ahorrar 458 millones, según anunció la ministra de Sanidad, Ana Mato tras el Consejo Interterritorial de Salud.

Esa fue la propuesta planteada por Sanidad a los consejeros en la tercera reunión del Consejo con el nuevo Gobierno, aunque en un principio se produjo un baile de cifras que llevaron a la consejera de Andalucía a decir que eran 423 y al de Castilla-La Mancha que eran 442.

Habrá excepciones para enfermos crónicos y cuando lo decida el médico

No obstante, aunque la cifra actual es de 425, el número puede variar ya que se revisará periódicamente, según explicó Mato, quien aseguró que Sanidad controlará que no haya subidas excesivas de precio por la exclusión de esos fármacos.

La medida incluirá excepciones para enfermos crónicos y “en aquellos casos en que lo decidan los médicos”, según aseguró Mato.

Los medicamentos que el Sistema Nacional de Salud dejará de financiar se utilizan para tratar dieciocho dolencias menores e incluyen ejemplos como el aciclovir (para virus en la piel) o la codeína (para la tos). También algunos corticoides, vasodilatadores, laxantes, antiinflamatorios o antidiarreicos.

Los grupos son los tratamientos del exceso de secreción gástrica (compuestos de aluminio); estreñimiento (laxantes y antagonistas de opiáceos); antidiarreicos (preparados con carbón antipropulsivos); tratamientos para la migraña leve (alcaloides del Ergot); deterioro cognitivo asociado a la edad (vasodiladatores periféricos o piracetam); hemorroides (corticoides); varices (bioflavonoides); dermatitis del pañal (miconazol); y psoriasis (extracto de calaguala).

Asimismo dentro de la lista, el llamado “medicamentazo” también afectará a los fármacos para virosis tópicas o superficiales (idoxuridina, tromantadina, aciclovir, etc.); tratamientos tópicos de inflamaciones de origen traumático (antiflamatorios no esteroideos tópicos); ansiedad leve (passiflora y crateabus, oxitriptan); vías respiratorias y tos (mucolíticos y alcaloides de opio); sequedad ocular (lágrimas artificiales); inflamación reumática leve (diacereina); dislipenias leves (triglicéricos omega 3); y congrestión nasal (simpaticomiméticos). n

Comentarios