jueves 14.11.2019

Sánchez pide a Catalá que aclare su acusación contra el juez o que se “calle”

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, pidió ayer al ministro de Justicia, Rafael Catalá, que “aclare” si tiene alguna acusación contra el magistrado Ricardo Javier González, autor del voto particular que defendió l

Pedro Sánchez atendiendo ayer a los medios en Madrid antes de su participación en la manifestación celebrada con motivo del Primero de Mayo | Chema Moya (efe)
Pedro Sánchez atendiendo ayer a los medios en Madrid antes de su participación en la manifestación celebrada con motivo del Primero de Mayo | Chema Moya (efe)

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, pidió ayer al ministro de Justicia, Rafael Catalá, que “aclare” si tiene alguna acusación contra el magistrado Ricardo Javier González, autor del voto particular que defendió la absolución de los acusados en la sentencia de La Manada, y si no que esté “callado”.
“Le pedimos al ministro de Justicia que no sea torpe, que si tiene alguna acusación particular, personal que hacer sobre el magistrado, aclare a qué se refiere; si no, lo mejor es estar callado”, dijo Sánchez antes de participar en la manifestación del 1 de Mayo.
El ministro dijo ayer que “todos saben” que ese magistrado “tiene algún problema singular” y que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) “debería haber actuado preventivamente” contra él, posición que fue apoyada por la portavoz del PSOE en el Congreso y exmagistrada del Tribunal Supremo, Margarita Robles, y el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos.
Sánchez, sin embargo, se desmarcó de las palabras del ministro: “yo no lo diría así”, corrigió cuando le preguntaron por el “apoyo” de los socialistas a Catalá y explicó que el PSOE, como “partido de gobierno” que es, no va a “entrar en valoraciones y disquisiciones sobre la actuación personal de un magistrado”. Tras señalar que eso debe ser el CGPJ el que lo haga, reprochó al ministro que sus declaraciones no estén “ayudando a centrar el debate donde realmente se tiene que centrar, que es una sentencia que no recoge el espíritu y los valores de una sociedad que el 8 de marzo cambió”.
En esa línea reclamó a Catalá “prudencia”, “sentido común”, que “no desvíe la atención sobre el que es realmente el debate” y que asuma la “responsabilidad” que tiene como miembro del Gobierno de “respetar la división de poderes”. “Si tiene algo que decir, que lo haga público, no puede tirar la piedra y esconder la mano”.
Sobre las numerosas peticiones de dimisión del ministro que surgieron, recordó que el grupo socialista promovió hace tiempo su reprobación y que, si fuera por el PSOE, Catalá ya “hubiera dejado de ser ministro de Justicia hace mucho tiempo”.
Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, afirmó ayer que el juez discrepante de la sentencia de La Manada es “una persona absolutamente normal, un buen juez”, y añadió que “en absoluto conoce” ningún problema que le impida a este magistrado ejercer. Según dijo ayer Galve en una entrevista en la SER, al ministro le dieron “muchas informaciones falsas y malintencionadas” sobre González. Además sostuvo que el ministro cometió un “ataque directo a la independencia del poder judicial”, motivo por el que junto al resto de jueces y magistrados navarros ya suscribió ayer un escrito indicando que esto debería “provocar su inmediata dimisión”.
Para el presidente del TSJN puede que Catalá tenga que poner “negro sobre blanco” algunos asuntos pero en este caso “nadie sabe por qué lo dice” y es “una injerencia en algo subjudice”.
“Dimitir depende de él, la dimisión es un acto personal”, precisó, y negó que él como presidente del TSJN ni el año pasado ni este haya realizado alguna actuación contra la sección segunda de la Audiencia de Navarra. l

Comentarios