martes 22/9/20

Salvini rechaza acoger otro barco: “Llevaos toda la carga a España”

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, advirtió ayer de que las ONG que operan en el Mediterráneo central para rescatar a inmigrantes “no tocarán suelo italiano”, en referencia a un barco de la ONG

El ministro italiano del Interior Matteo Salvini, el miércoles en el programa de televisión “Porta a Porta” | ANGELO CARCONI (efe)
El ministro italiano del Interior Matteo Salvini, el miércoles en el programa de televisión “Porta a Porta” | ANGELO CARCONI (efe)

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, advirtió ayer de que las ONG que operan en el Mediterráneo central para rescatar a inmigrantes “no tocarán suelo italiano”, en referencia a un barco de la ONG alemana Lifeline que rescató ayer a unos 224 inmigrantes.
Sobre las ONG que llevan a cabo este tipo de rescates, aseguró que “no hacen voluntariado” sino que “ayudan al tráfico de seres humanos”. Y al hablar de los países a los que pertenecen los barcos indicó: “Llevaos a toda los carga de seres humanos a Gibraltar, a España, a Francia o donde queráis”.
Horas más tarde, el Gobierno italiano ordenó conducir a puerto e inmovilizar la embarcación, que se encontraba en el Mediterráneo con 224 inmigrantes rescatados a bordo, para investigar si está incurriendo en irregularidades en sus labores de salvamento.
Los migrantes serían trasladados en las próximas horas a buques de la Guardia Costera italiana para desembarcar en puerto seguro. El barco de la ONG Lifeline, que porta bandera holandesa, socorrió a 224 personas en el Mediterráneo, cuando se dirigían desde Libia hacia Europa.
La organización había solicitado ayer que las autoridades italianas le concedieran permiso para atracar en algún puerto del país. “Esperamos que las autoridades competentes actúen de acuerdo con el derecho internacional y las directrices de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre el tratamiento de las personas rescatadas en el mar”, según un comunicado de la ONG.
Indicó que temía enfrentarse a una situación similar a la que vivió el buque “Aquarius”, de SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, al que el Ejecutivo italiano prohibió el 10 de junio atracar en sus puertos. La respuesta del Gobierno de Roma a Lifeline se produjo mediante una orden del ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), de que los 224 rescatados sean trasladados a barcos de la Guardia Costera y que la embarcación de la ONG sea conducida a un puerto en Italia para ser investigada.
Toninelli leyó un comunicado del Gobierno holandés en el que asegura que la nave “porta ilegalmente la bandera holandesa”. “Si esta noticia se confirma, es una embarcación que no debería poder navegar en las aguas del Mediterráneo”, resaltó el ministro. l

Comentarios