miércoles 21/10/20

Rumanía entrega hoy a España al sospechoso del doble crimen de Cuenca tras 23 días de arresto

Rumanía entregará hoya las autoridades españolas a Sergio Morate, el sospechoso del doble crimen de Cuenca, tras permanecer 23 días detenido en Rumanía.
Así lo confirmó Ancuta Morariu, portavoz de la Policía de Timisoara (oeste de Rumanía), donde el sospechoso se encuentra en prisión preventiva.
 

Morate está acusado de las muertes de Laura del Hoyo y Marina Okarynska	efe
Morate está acusado de las muertes de Laura del Hoyo y Marina Okarynska efe

Rumanía entregará hoya las autoridades españolas a Sergio Morate, el sospechoso del doble crimen de Cuenca, tras permanecer 23 días detenido en Rumanía.
Así lo confirmó Ancuta Morariu, portavoz de la Policía de Timisoara (oeste de Rumanía), donde el sospechoso se encuentra en prisión preventiva.
“El ciudadano español Sergio Morate será entregado a las autoridades españolas a partir de las 18.00” hora local (15.00 GMT), explicó la representante de comunicación de la comisaría, que informó de que el traslado del sospechoso se efectuará en un avión procedente de España desde Timisoara.
De esta manera, la detención de Morate en Rumanía acabará después de que fuera capturado por una unidad especial de la Policía rumana el pasado 13 de agosto en Lugoj, una pequeña localidad de cerca de 50.000 habitantes, al oeste del país balcánico.
La Policía rumana recibió alrededor de las 13.00 hora local (10.00 GMT) de ese día una notificación a través de la oficina Sirene de la Interpol, en la que se solicitaba que se procediera al arresto de un criminal, “el más buscado en España en ese momento”, según Morariu.
Sobre las 20.00 hora local del mismo día (17.00 GMT), agentes especiales entraron en el apartamento donde se hallaba Morate, acompañado de su amigo rumano Istvan Hortvath con su hermano, su mujer y su bebé.
Morate había llegado a Lugoj un día antes, después de que Horvath acudiera a buscarlo a Hungría, donde supuestamente se había perdido, para introducirlo a Rumanía por carreteras secundarias, según explicó el fiscal que investiga su implicación en el caso.
Tras el arresto de Morate, las autoridades judiciales españolas se pusieron en contacto con las rumanas para tramitar su extradición y la entrega de sus bienes, entre los que se encuentra su vehículo, un Seat Ibiza, con el que viajó a Rumanía y en el que supuestamente asesinó a Laura del Hoyo y Marina Okarynska.
En primera instancia, Morate se declaró inocente y aseguró al juez de la Corte de Apelación de Timisoara que no existían pruebas en su contra.
Sin embargo, el magistrado de Timisoara se limitó a la orden de arresto internacional y a la extradición el pasado 24 de agosto para que la justicia española fuera la encargada de decidir si realmente mató a las dos jóvenes.
A Morate no le quedaba ya más que recurrir el dictamen de extradición en una última instancia, decisión que tomó a finales de la pasada semana. Sin embargo, como se preveía, se ratificó su extradición, al argumentar que la motivación del sospechoso carece de fundamento alguno.

Comentarios