viernes 23/10/20

Un robot explorará el pesquero ruso, a 2.400 metros de profundidad

Un robot submarino de la compañía noruega Otech intentará acceder el martes al pesquero ruso “Oleg Naydenov”, hundido a 2.400 metros de profundidad, a unos 27 kilómetros al sur .

El buque “Miguel de Cervantes” despliega su brazo para dispersar los hidrocarburos	efe
El buque “Miguel de Cervantes” despliega su brazo para dispersar los hidrocarburos efe

Un robot submarino de la compañía noruega Otech intentará acceder el martes al pesquero ruso “Oleg Naydenov”, hundido a 2.400 metros de profundidad, a unos 27 kilómetros al sur de Maspalomas, para inspeccionar su estado, anunció ayer el Ministerio de Fomento.
El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, presidió ayer en el puerto de Las Palmas una nueva reunión del comité que coordina el operativo puesto en marcha tras el hundimiento del barco, con 1.400 toneladas de fuel en sus tanques.
Según los últimos datos ofrecidos por Fomento, a última hora de la tarde/noche de el viernes, Salvamento Marítimo contrató los servicios de la empresa de origen noruego Otech Marine Services para que un robot submarino tipo ROV (Remote Operated Vehicle) realice una exploración del pecio.
El buque que traslada el ROV tiene prevista su llegada a la zona del hundimiento mañana por la noche, por lo que se espera poder realizar una exploración a lo largo de la jornada del martes, según una nota de Fomento.
Por su parte, Gómez-Pomar precisó que el estado de la mar sigue sin permitir que comience la recogida del vertido, pero las embarcaciones de Salvamento están intentando dispersar mecánicamente las manchas de combustible “más ligero”, porque Fomento no tiene previsto utilizar en esta emergencia disolventes químicos “bajo ningún concepto”, para no causar mayores daños al medio ambiente.
Este representante del Ministerio dejó además claro el orden de prioridades con el que trabajan las autoridades en la emergencia que provocó el incendio que se declaró a bordo del ““Oleg Naydenov”” mientras se encontraba atracado en el puerto de Las Palmas y su hundimiento en alta mar cuatro días más tarde.
“Nuestra principal preocupación fue en primer lugar que no hubiera peligro para las vidas humanas, nuestra segunda preocupación son las costas y nuestra tercera preocupación es la contaminación marítima. En ese orden se están desplegando los medios”, dijo.
González-Pomar no precisó cuál será el coste de la operación del robot submarino, dirigida a comprobar si es factible acceder al pesquero para extraer el fuel que queda almacenado en sus tanques.

Comentarios