miércoles 2/12/20

El rey Juan Carlos evoluciona de forma favorable y pasa a planta

El rey Juan Carlos evoluciona favorablemente de la operación de rodilla a la que fue sometido el sábado y pasó a una habitación de planta del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja tras permanecer 24 horas

Los reyes Felipe y Letizia, la reina Sofía, la princesa Leonor y la infanta Sofía, a su llegada ayer al hospital | Santi Donaire (efe)
Los reyes Felipe y Letizia, la reina Sofía, la princesa Leonor y la infanta Sofía, a su llegada ayer al hospital | Santi Donaire (efe)

El rey Juan Carlos evoluciona favorablemente de la operación de rodilla a la que fue sometido el sábado y pasó a una habitación de planta del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja tras permanecer 24 horas en observación en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de este centro sanitario.

Fuentes hospitalarias explicaron que el anterior jefe del Estado abandonó la UCI ayer a las once de la mañana para pasar a una habitación de la clínica, donde poco después recibió la visita de su hija mayor, la infanta Elena. El reemplazamiento de la prótesis artificial que Juan Carlos I tenía en la rodilla derecha se resolvió exitosamente en una intervención que se prolongó durante 90 minutos y que, según un comunicado médico, se desarrolló “con total normalidad” y con un resultado “plenamente satisfactorio”.

El rey Juan Carlos también recibió ayer la visita de sus nietas (la princesa Leonor y la infanta Sofía) acompañadas de sus padres, don Felipe y doña Letizia, y de su abuela la reina Sofía, lo que propició una imagen de conjunto de la Familia Real a las puertas del centro sanitario.

De nuevo, como ocurrió el sábado por la tarde cuando los Reyes y doña Sofía visitaron a Juan Carlos I después de su decimoquinta operación quirúrgica, la reina Letizia abrió la puerta trasera del automóvil para que pudieran salir, primero la Princesa Leonor y después la Reina Sofía.

Don Felipe se ocupó de abrir la otra puerta trasera para que a su vez pudiera salir la infanta Leonor, que enseguida se dirigió al otro lado del vehículo, para dar la mano a su abuela.


Así, la reina Sofía, a quien que la princesa de Asturias había ofrecido la mano para ayudarla a salir del automóvil, cogió de la mano a sus dos nietas, dio unos pasos junto a ellas y posaron para fotógrafos y camarógrafos a las puertas del hospital, junto al rey Felipe y la reina Letizia.

Tras salir, don Felipe señaló a los periodistas que “todo va bien” en la recuperación de su padre, que “todo está perfecto” y que podrá volver “a casa” cuando lo diga el médico, algo que él cree que ocurrirá dentro de poco porque evoluciona muy favorablemente, después de haber pasado a una habitación de planta.
Seguidamente el rey se dirigió, junto a doña Letizia y sus dos hijas, a su vehículo particular, el mismo que había utilizado para desplazarse al hospital, acompañados todos de doña Sofía.

Comentarios