martes 1/12/20

Rescatados en Melilla cinco inmigrantes de una cueva en llamas donde se refugiaron tras un intento de robo

La Guardia Civil y los Bomberos rescataron ayer a primeras horas a cinco inmigrantes que se encontraban en una cueva próxima al puerto de Melilla, junto a la ensenada de los Galápagos, que estaba en llamas tras prenderse un colchón.

Entrada de la cueva junto al mar  | F. G. Guerrero
Entrada de la cueva junto al mar | F. G. Guerrero

La Guardia Civil y los Bomberos rescataron ayer a primeras horas a cinco inmigrantes que se encontraban en una cueva próxima al puerto de Melilla, junto a la ensenada de los Galápagos, que estaba en llamas tras prenderse un colchón, después de huir de un agente que los vio robando un coche. Tres de ellos fueron evacuados al Hospital Comarcal por intoxicación al inhalar mucho humo, aunque horas después fueron dados de alta.

Según informó una portavoz de la Delegación del Gobierno, sobre las 06.30 horas de la madrugada, un guardia civil de paisano atisbaba a un grupo de cuatro o cinco jóvenes manipulando un vehículo en la zona superior de la Cuesta de la Alcazaba.

Los jóvenes, aparentemente menores extranjeros no acompañados (Menas), al constatar su presencia salieron huyendo. La portavoz explicó que el guardia civil comprobó que el vehículo tenía roto el cristal del copiloto y vio que los jóvenes huían hacia una cueva de la Ensenada de los Galápagos, donde permanecían más jóvenes y había una hoguera encendida.

En este sentido, añadió que el agente avisó a patrullas y, entre tanto, se inició un fuego en la cueva, al parecer causado por el movimiento de los que llegaban huyendo y el prendimiento de un colchón, que iniciaba una densa humareda. A consecuencia, cuatro jóvenes abandonaban la cueva, pero cinco permanecieron en su interior.

Llegadas ya las patrullas de la Guardia Civil, un guardia de servicio, “a pesar del humo y las llamas, rescata primero a uno del interior de la cueva y luego a un segundo”. Los tres restantes fueron rescatados por los Bomberos, que avisados por la Guardia Civil, acudieron también al lugar de los hechos.

La portavoz detalló que los cinco rescatados han requerido asistencia por inhalación de humos, pero tres tuvieron además que ser trasladados a Hospital por intoxicación y para su estabilización, aunque horas después fueron dados de alta, según han informado fuentes sanitarias.

Según la filiación que portan, “todos son menores próximos a la mayoría de edad”, dijo por último la citada fuente.

Por otra parte, unas 20 personas llegaron ayer a las costas de Cádiz procedentes de dos pateras. En concreto, 14 personas desembarcaron en una playa de Tarifa, mientras que otras seis personas hicieron lo propio en la localidad de Barbate, todas ellas en aparente buen estado de salud. Según informaron a Europa Press fuentes de la investigación de lo sucedido, las 14 personas arribadas en Tarifa son de origen subsahariano, y entre ellas se encuentran diez varones, tres mujeres y un menor de edad.

De otro lado, los tripulantes de la patera que arribaron en Barbate son cinco hombres y una mujer, todos ellos de origen magrebí, tal y como indicaron las mismas fuentes, que explicaron que, a su llegada, los inmigrantes fueron atendidos por Cruz Roja.

Más de 200
Un total de 223 inmigrantes fueron rescatados en los últimos cuatro días en aguas del Mediterráneo cuando trataban de alcanzar a bordo de embarcaciones muy precarias las costas españolas, de acuerdo con los datos de Salvamento Marítimo y diferentes oenegés, como Cruz Roja.

Al parecer, los rescates se produjeron principalmente en aguas de Andalucía, pero también se dieron casos en la región de Murcia y las Islas Baleares. l

Comentarios