miércoles 28/10/20

La renuncia de Benedicto XVI a sus labores pontificias cumple cuatro años

Hace ya cuatro años, el 11 de febrero de 2013, Benedicto XVI anunció que renunciaba al pontificado, una decisión que hizo pública ante el Consistorio para la canonización de los mártires de Otranto, en un discurso en latín en el que explicó que renunciaba por falta de fuerzas y por su “avanzada edad”.

Sus principales acupaciones son la lectura, dar paseos y rezar	aec
Sus principales acupaciones son la lectura, dar paseos y rezar aec

Hace ya cuatro años, el 11 de febrero de 2013, Benedicto XVI anunció que renunciaba al pontificado, una decisión que hizo pública ante el Consistorio para la canonización de los mártires de Otranto, en un discurso en latín en el que explicó que renunciaba por falta de fuerzas y por su “avanzada edad”.
“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que mis fuerzas, debido a mi avanzada edad, no se adecúan por más tiempo al ejercicio de mi ministerio. Con total libertad declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma y Sucesor de Pedro”, explicó.
La renuncia se hizo efectiva el 28 de febrero, cuando empezó la Sede Vacante hasta la celebración del Cónclave y la elección de Francisco el 13 de marzo. Benedicto XVI renunciaba tras un año 2012 marcado por el escándalo de la filtración de documentos reservados, un caso que concluyó con la concesión de la gracia por parte del Papa a su exmayordomo Paolo Gabriele.
A partir del día en que se hizo efectiva su renuncia el 28 de marzo de 2013, Benedicto XVI empezó a ser llamado Papa emérito y comenzó a vestir la sotana blanca simple. Su primer alojamiento fue Castel Gandolfo, la residencia de verano de los pontífices. Después, comenzó una nueva vida en el monasterio Mater Ecclesiae junto a las cuatro memores Domini (Rossella, Loredana, Carmela y Cristina), las laicas consagradas de Comunión y Liberación que le asisten desde entonces, y su secretario particular. Allí, el Pontífice emérito se dedica a la lectura, da un paseo, duerme la siesta, reza junto a Gänswein mientras camina por el pequeño bosque que hay a espaldas del monasterio.
En abril Benedicto cumplirá 90 años, aparece en público en contadas ocasiones, una de últimas tuvo lugar en junio cuando fue homenajeado.

Comentarios