viernes 06.12.2019

Rechazan las pruebas pedidas por el dueño de la finca donde murió Julen

La magistrada no considera pertinente las solicitudes por la presencia en el caso de diligencias con mayor importancia

El dueño de la finca donde se situaba el pozo, David Serrano, en el centro, sale de los juzgados junto a sus allegados | efe
El dueño de la finca donde se situaba el pozo, David Serrano, en el centro, sale de los juzgados junto a sus allegados | efe

El Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga rechazó todas las pruebas solicitadas por la defensa del dueño de la finca de Totalán (Málaga) donde está el pozo en el que murió Julen el pasado 13 de enero, que había presentado un informe que hacía presumir que el pequeño de dos años pudo morir durante las labores del proceso de rescate.

La magistrada considera que dichas pruebas “no se consideran pertinentes en este estado del procedimiento a los fines de la investigación”, según el auto.

La defensa del dueño de la finca, David Serrano, presentó la semana pasada ante el juzgado un informe cuyas conclusiones apuntaban a que la muerte de Julen “se pudo producir durante las labores de rescate” y que el uso de una piqueta en las primeras horas de dichas tareas explicaría las heridas que presentaba el niño.

Debido a dichas conclusiones solicitó al juzgado una serie de diligencias, entre ellas que declarara el jefe del Consorcio Provincial de Bomberos, miembros del equipo de rescate y los agentes que llevaron a cabo la extracción del cuerpo de Julen.

La instructora rechaza esas peticiones porque actualmente está pendiente de la práctica de otras diligencias que se consideran “esenciales en los presentes autos” y reprocha a la defensa que “obvie” que solo hay todavía un informe preliminar de autopsia.

“Por consiguiente, las diligencias de investigación que proponen no se estiman pertinentes”, se señala en el escrito judicial.

“No estamos acusando a nadie, solo pedimos que se investigue todo”, insistió por su parte el abogado de Serrano, al tiempo que dijo que solo habían solicitado que prestaran declaración una serie de personas y luego con todos los indicios se decida judicialmente.

Ofensas a través de internet 
La representación legal de los padres de Julen presentó cuatro denuncias por comentarios ofensivos o en tono de burla en Internet sobre la muerte del pequeño.

La letrada de los padres de Julen, Antonia Barba presentó una primera denuncia a mediados de febrero, que ya fue judicializada, a la que se han sumado en las últimas semanas, según explicó, otras dos contra perfiles en redes sociales y una cuarta contra una página web o medio online. Todas se presentaron ante la Policía Nacional.
En dichas denuncias se transcriben los comentarios vertidos y podría tratarse de un delito del artículo 173 del Código Penal que prevé penas de prisión de entre seis meses y dos años para el que infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral.

La abogada de los padres de Julen, Antonia Barba, ha pedido desde el principio “respeto” para los progenitores “que están sufriendo muchísimo” y ha venido defendiendo que con estas acciones judiciales “solo queremos que se paren estos comentarios porque no es de recibo”. Según ha adelantado ‘SUR, el Grupo de Delitos Tecnológicos del Cuerpo Nacional de Policía ya habrían identificado a las personas que se encuentra tras los perfiles.

Comentarios