sábado 31/10/20

El programa Esforza busca fondos privados para la investigación médica

El Sergas, a través de la Axencia de Coñecemento en Saúde (ACIS), acaba de poner en marcha la iniciativa Esforza para captar recursos externos que ayuden a trasladar al paciente proyectos de I+D.

El Sergas, a través de la Axencia de Coñecemento en Saúde (ACIS), acaba de poner en marcha la iniciativa Esforza para captar recursos externos que ayuden a trasladar al paciente proyectos de I+D.
En ella se trabaja sobre un portafolio de programas ya identificados y generados dentro de un sistema en el que destacan los tres institutos de investigación sanitaria y las tres fundaciones de investigación biomédica. El conjunto engloba a más de 100 grupos de investigación y cerca de 1.100 profesionales.
Las iniciativas seleccionadas continúan la línea de trabajo iniciada con la primera entrega del programa PRIS, lanzada con fondos Feder en 2013 y que movilizó 2,6 millones de euros en I+D.
El PRIS destinó 1,4 millones a grupos de investigación del Sergas y 1,2 millones a contratos con el sector privado para completar las etapas de valorización de los proyectos de I+D.
Una vez analizados los resultados, ACIS, con el apoyo de la Axencia Galega de Innovación, lanzó una nueva convocatoria: se seleccionaron diez nuevos proyectos con potencial para trasladar las tecnologías al comprado y, por lo tanto, a los pacientes.
Esforza pretende ahora asentar el modelo de valorización del PRIS a través de la atracción de fondos procedentes de particulares e instituciones interesadas en potenciar a I+D y la innovación en salud.

inspirado
Inspirado en programas de Inversión con Impacto Social (frecuentes en países anglosajones), es una iniciativa pionera a nivel nacional que persigue un mayor impacto social de la I+D+i a través del desarrollo de tecnologías y soluciones dirigidas la necesidades de los pacientes, pero que a su vez fomenten el emprendimiento, creen puestos de trabajo y potencien la economía y competitividad del país.
El programa PRIS permitió que varias tecnologías desarrolladas en los laboratorios del Sergas se encuentren en fase avanzada de negociación para su traslación al mercado.
Al mismo tiempo, contribuyó a poner en marcha un nuevo modelo de transferencia que impulsar la innovación sanitaria en el sector privado y en el sector público, así como el emprendimiento y la colaboración público-privada. En este sentido, la primera edición supuso avances en los campos de la neurología, regeneración muscular, oncología, nefrología, psiquiatría, cardiología, neurología y microbiología.

Comentarios