sábado 11.07.2020

Los productos para hacer pan casero triunfan durante el confinamiento

Los productos para hacer pan casero triunfan durante el confinamiento
Los productos para hacer pan casero triunfan durante el confinamiento

La sociedad española ha visto cómo el confinamiento debido a la expansión del coronavirus ha afectado de lleno a su estilo de vida. Familias enteras encerradas durante semanas en casa, proyectos pausados por la pandemia, sectores industriales paralizados… Sin embargo, ahora que España comienza su particular desescalada y todo el territorio está, como mínimo, en Fase 1, resulta interesante analizar datos que denotan algunos hábitos de los ciudadanos durante el periodo de cuarentena total.

Las redes sociales han sido el escaparate de una de las tendencias más llamativas: el furor por elaborar pan casero. De hecho, según datos de la consultora Stackline, la venta de productos para elaborar pan creció de forma considerable. Desde el portal cocinapro.com nos confirman que experimentaron un incremento del tráfico a sus comparativas de casi el doble de lo habitual durante marzo y abril. Al ser un portal especializado en electrodomésticos y utensilios de cocina, es perfecto para hacerse a la idea del impacto del confinamiento.

¿Por qué creció el interés en elaborar pan en casa?

Es un hecho constatado que, durante las primeras semanas del estado de alarma, muchas personas decidieron ocupar su tiempo en la cocina, bien elaborando pan propio o repostería, incluso explorando nuevos platos. Pero, ¿qué motivos llevaron a los españoles a mostrar un mayor interés en elaborar pan casero y en los productos relacionados para ello? Se trata, esencialmente, de dos factores principales. 

El primero de ellos tiene carácter sanitario, y es que durante las primeras semanas del confinamiento el miedo a contagiarse de Covid-19 era también una tónica dominante. Hasta tal punto que creció la tendencia de elaborar productos de primera necesidad como el pan desde casa para evitar exponerse en comercios con más personas.

El segundo de los factores es el del entretenimiento. El hecho de estar encerrados en casa provoca que exista más tiempo vacío, sin nada que hacer, y que se genere una intención de buscar actividades que realizar. Entre ellas, la cocina es una apuesta segura, y uno de los productos más sencillos de elaborar es, básicamente, el pan. Junto a la repostería, ambos fueros los grandes acaparadores de los fogones durante el confinamiento.
 

La levadura, la gran protagonista en los supermercados

El confinamiento llegó como la oportunidad perfecta para muchas personas que, motivadas, se colocaron el delantal para poner a prueba sus dotes culinarias. El afán por cocinar pan casero también vino acompañado del acopio de ingredientes, entre los que destacó la levadura como producto estrella. De hecho, durante varias semanas la imagen de estanterías de supermercado vacías fue la tónica dominante en redes sociales.

Grandes superficies como Mercadona, El Corte Inglés o Eroski se quedaba día tras día sin existencias de levadura con gran rapidez, una tendencia similar a la ocurrida en los días previos al estado de alarma con el papel higiénico. Y es que, si algo han hecho los españoles durante el confinamiento, ha sido demostrar o mejorar sus habilidades para elaborar pan o repostería casera.

Google como testigo de la fiebre del pan casero

En pleno siglo XXI, en el contexto de la sociedad de la información, si existe alguna referencia clara para estudiar y analizar un patrón de comportamiento ese es el índice de búsquedas de Google. Sin ir más lejos, según Google Trends la palabra “pan” experimentó una subida sin precedente durante las semanas de confinamiento. Un dato que refleja la repentina moda que caló en España y que, en plena desescalada, continúa teniendo cierta cuota de protagonismo.
Es más, debido a la escasez de levadura en los supermercados, los improvisados cocineros que no querían quedarse sin su pan casero también buscaron soluciones en Google. En concreto, las búsquedas de “pan sin levadura” crecieron hasta un 4600%, según describen en el portal Andro4all.com. Sin duda, el confinamiento nos ha dejado una cosa clara: cocinar en casa es una de las principales alternativas de ocio para ocupar el tiempo.

Otras referencias importantes en las búsquedas de Google durante el confinamiento han sido las recetas para cocinar pan. Incluso en redes sociales como Instagram o Facebook, personalidades o influencers de repostería o cocina han apostado por mostrar a sus seguidores diferentes formas de elaborarlo, animados por las preguntas de los propios usuarios, ansiosos por descubrir nuevas formas de hacer su propio pan en casa.
 

Comentarios