lunes 26/10/20

Presentan otra denuncia por abusos sexuales contra los curas de Granada

Un testigo de los supuestos abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Granada presentó en un juzgado de guardia una denuncia ampliando datos y nombres sobre los hechos, de los que el papa Francisco, por primera vez en público, afirmó: “La verdad es la verdad y no debemos esconderla”.
 

Varios periodistas hacen guardia a la puerta de la Jefatura donde están los arrestados	efe
Varios periodistas hacen guardia a la puerta de la Jefatura donde están los arrestados efe

Un testigo de los supuestos abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Granada presentó en un juzgado de guardia una denuncia ampliando datos y nombres sobre los hechos, de los que el papa Francisco, por primera vez en público, afirmó: “La verdad es la verdad y no debemos esconderla”.
Los detenidos –tres sacerdotes y un profesor de religión– continúan incomunicados en la Jefatura Superior de Policía Oriental en Granada, y ayer trasladaron a su entorno próximo que lucharán para demostrar su inocencia durante la instrucción del caso.
El joven que escribió al papa aseguró ayer, a través de un comunicado remitido por su abogado, que denunció los supuestos abusos sexuales que sufrió siendo menor para evitar que estos se pudieran estar repitiendo con otras posibles víctimas, y aseguró que actuó “libre y voluntariamente” siguiendo los dictados de su propia conciencia, como bautizado y miembro de la Iglesia Católica.
Tras la detención ayer de los tres sacerdotes y el seglar, la investigación continúa adelante con la previsible puesta a disposición judicial hoy de los cuatro acusados, que permanecen en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, donde empezó el proceso de toma de declaraciones a los arrestados.
El lunes tarde fueron trasladados a un chalé de Pinos Puente (Granada), propiedad de los acusados, donde supuestamente se cometieron algunos de los abusos denunciados.
Fuentes de la investigación informaron de que se da la circunstancia de que hace unos días fue denunciada la desaparición de varios ordenadores de esa casa.
Los detenidos se declaran inocentes y aseguran que lucharán por demostrarlo durante la instrucción de este caso, que continúa bajo secreto de sumario.
La principal preocupación de estos cuatro detenidos está en cómo afecte la situación a sus familias, según las fuentes, que dicen que los arrestados lamentan el “daño irreparable” que sus detenciones y la denuncia por supuestos abusos sexuales a menores esté causando a la Iglesia Católica, especialmente por su condición de religiosos.
Esta fue la preocupación que, antes de sus arrestos, trasladaron a su entorno próximo los tres sacerdotes y el profesor.
Las detenciones coincidió con la presentación de una segunda denuncia sobre los supuestos abusos sexuales que llegó ayer tarde al Juzgado que estaba de guardia, el de Instrucción 6 de Granada, que dará traslado de la misma al número 4, que investiga la causa.
Fuentes judiciales informaron de que la denuncia fue formulada por un testigo de los supuestos abusos sexuales investigados que en su momento prestó declaración y que habría convertido su testifical en una denuncia ampliando datos y nombres.

Comentarios