miércoles 25/11/20

La Policía encontró sangre en un coche usado por el presunto pederasta de Ciudad Lineal

Uno de los agentes de Policía Científica que participó en las pesquisas contra Antonio Ortiz, considerado el pederasta de Ciudad Lineal, manifestó en el juicio que se obtuvieron tres resultados

Un miembro de la Policía Científica se dispone a registrar una de las casas del acusado	aec
Un miembro de la Policía Científica se dispone a registrar una de las casas del acusado aec

Uno de los agentes de Policía Científica que participó en las pesquisas contra Antonio Ortiz, considerado el pederasta de Ciudad Lineal, manifestó en el juicio que se obtuvieron tres resultados positivos en la búsqueda de sangre en uno de los coches utilizados por el acusado para cometer sus fechorías. En otro de los vehículos usados por Ortiz, se localizaron “múltiples” vestigios biológicos.
En la octava sesión del juicio, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid comenzó con la declaración de un agente que se encargó de la inspección ocular del vehículo Citroén Xsara Picasso de color gris.
Tras esta comparecencia, ha declarado a puerta cerrada la madre de la niña agredida el 24 de septiembre de 2013. Solo ha transcendido que la mujer estaba “bastante afectada”. A continuación, han prestado testimonio más investigadores.
En su intervención, el agente relató que se encargó de la inspección ocular del citado vehículo, en el que Ortiz habría trasladado a varias de las afectadas. La última de las niñas aportó un dato clave para llegar a este coche. Manifestó que cuando estaba detrás oculta tras los asientos pudo ver un llavero verde que indicaba que el coche podría pertenecer a un concesionario.
Este hecho permitió reducir la búsqueda y facilitó el trabajo de la Policía, dado que limitaron las búsquedas a concesionarios y empresas de alquiler de coches. Así, llegaron a un concesionario de Fuenlabrada y dieron con el dueño del coche, un amigo del procesado. Aquí confirmaron que lo usó entre el 20 y el 25 de agosto de 2014, cuando cometió la última agresión y una tentativa en Coslada.
En concreto, el policía narró que el coche se trasladó a las dependencias de la Brigada de Policía Científica situada en el barrio de Moratalaz. Se aplicaron dos técnicos forenses; La luz forense para localizar vestigios biológicos y el compuesto químico denominado Luminol para hallar sangre.
Asimismo, otro agente ha detallado que se localizó una Bolsa de plástico con esperma en un descampado donde una de las víctimas fue agredida. En este lugar se hallaron numerosos papeles de clínex.
Este policía también participó en la inspección ocular de un Toyota Célica que habría sido utilizado por Ortiz en las primeras agresiones. En el coche se encontraron “múltiples” restos biológicos y documentación. Otro compañero manifestó que el coche olía a “productos de limpieza” y había papeles que indicaban que iba a poner el coche a la venta.

Comentarios