viernes 4/12/20
INDIA VIOLACIÓN

La Policía arresta a los cinco presuntos violadores de una reportera india

Las fuerzas del orden han arrestado a los cinco individuos que presuntamente participaron el pasado jueves en la violación múltiple a una joven reportera gráfica india en la ciudad de Bombay, informaron hoy fuentes policiales.

Periodistas, fotoperiodistas y personal de los medios de comunicación depositan velas anoche durante una vigilia en Bangalore por la violación de una reportera antes de ayer. EFE
Periodistas, fotoperiodistas y personal de los medios de comunicación depositan velas anoche durante una vigilia en Bangalore por la violación de una reportera antes de ayer. EFE

Las fuerzas del orden han arrestado a los cinco individuos que presuntamente participaron el pasado jueves en la violación múltiple a una joven reportera gráfica india en la ciudad de Bombay, informaron hoy fuentes policiales.

El último arresto se produjo esta mañana en Nueva Delhi y se trata del supuesto cabecilla del grupo, identificado como Salim Ansari, que había huido a la capital india desde Bombay, según explicaron las fuentes a los medios locales PTI y NDTV.

Tres individuos fueron arrestados ayer y otro más el viernes, de manera que las autoridades tienen bajo su custodia a todos los presuntos implicados en el crimen en base a su investigación.

Una fuente policial de Bombay aseguró a Efe que los detenidos están siendo interrogados por los hechos aunque rehusó ofrecer detalles sobre ellos.

La agresión sucedió a última hora del jueves en un complejo textil abandonado de un barrio céntrico de la ciudad portuaria, que es la principal metrópoli india y está considerada la capital financiera del país asiático.

La joven, una becaria en prácticas de 22 años, estaba realizando un reportaje para una revista local en lengua inglesa junto con un compañero.

Los agresores golpearon al chico y lo ataron mientras tres de ellos violaron por turnos a la reportera, que sufrió graves heridas internas aunque se encuentra estable y fuera de peligro en un hospital de Bombay.

"La violación no es el fin de la vida. Quiero volver a trabajar", dijo ayer la joven a un miembro de la Comisión Nacional de Mujeres, según recoge la cadena privada NDTV.

Esta violación ha reavivado la indignación contra los asaltos sexuales en la India, que vive una gran psicosis desde que a finales de 2012 una estudiante de 23 años falleciera tras ser agredida de una manera similar junto a su novio en un autobús de Nueva Delhi.

Los continuos casos de violaciones que ha recogido en los últimos meses la prensa local e internacional han afectado al turismo extranjero en la India, y han llevado a las autoridades a endurecer las penas contra condenados por violación.

Comentarios