viernes 4/12/20

Personas sin hogar reclaman dignidad y derechos en medio centenar de ciudades de España

Personas sin hogar participaron ayer en un “flashmob” orquestado en cincuenta ciudades españolas en las que se produjeron manifestaciones para reclamar dignidad y derechos como la tarjeta sanitaria para un colectivo que reivindica visibilidad.
 

Las movilizaciones fueron organizadas por Cáritas entre otras entidades	EP
Las movilizaciones fueron organizadas por Cáritas entre otras entidades EP

Personas sin hogar participaron ayer en un “flashmob” orquestado en cincuenta ciudades españolas en las que se produjeron manifestaciones para reclamar dignidad y derechos como la tarjeta sanitaria para un colectivo que reivindica visibilidad.
Estos actos de calle fueron convocados por Cáritas y las entidades que trabajan con personas sin hogar, como Faciam, la fePsh, la Xapsll y BesteBi, con motivo de la conmemoración, el domingo, del Día de las Personas Sin Hogar y bajo el lema “Porque Es Posible. Nadie Sin Hogar”.
Al término de las manifestaciones y concentraciones, como la que en Madrid recorrió varias calles del centro, se leyó un manifiesto escrito en el seno del propio colectivo en el que se reivindica “la hora de la dignidad para las personas”.
“La salud es un derecho fundamental. Cuando se nos niega, se nos condena a la enfermedad y al sufrimiento; por eso reclamamos una tarjeta sanitaria única para todas y todos, que garantice una atención sanitaria, sin diferencias ni barreras geográficas”, dice el texto.
Sobre la vivienda, que “es hogar”, señalan que es “el derecho humano más esencial y el núcleo de desarrollo personal y social” por lo que exigen “políticas públicas y sociales activas que faciliten el acceso a la misma” con resultados visibles. “Somos personas que cada día nos esforzamos por conseguir un trabajo, tenemos capacidades y ganas de sobra para aportar a la sociedad. Para participar necesitamos ayudas de verdad, empadronamiento, ingresos para reconstruir nuestras vidas. Exigimos políticas económicas y sociales destinadas a la inclusión. Basta de mitos y falsas ideas ¡Acabemos con la discriminación!”, señala el manifiesto.
Los firmantes explican que han “sufrido mucho, viviendo en la calle, pasando hambre y frío” pero van a “convertir el dolor en vida, crear relaciones, a construir vínculos” para, todos juntos, hacer valer sus derechos.
“Hemos llegado a esta situación por varias causas, algunas personales, pero otras son sociales, y tienen que ver con una estructura social basada en instituciones que crean desigualdad social”, explican.

Comentarios