domingo 26.01.2020

Parten hacia Portugal nuevos efectivos para relevar a los españoles que combaten el fuego

Efectivos de extinción de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y de la Junta de Extremadura partieron ayer hacia Pedrogao Grande (Portugal) para relevar a los equipos que llevan más de tres días interviniendo para extinguir el fuego en el país vecino.

La Fiscalía lusa abrió ayer una investigación para aclarar las causas y consecuencias del incendio | TIAGO PETINGA (efe)
La Fiscalía lusa abrió ayer una investigación para aclarar las causas y consecuencias del incendio | TIAGO PETINGA (efe)

Efectivos de extinción de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y de la Junta de Extremadura partieron ayer hacia Pedrogao Grande (Portugal) para relevar a los equipos que llevan más de tres días interviniendo para extinguir el fuego en el país vecino.
Según informó la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, que coordina los medios españoles en Portugal, la UME envía un nuevo equipo a la zona y los bomberos del Equipo de Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (Ericam) serán relevados por los de la Junta de Extremadura, al tiempo que siguen interviniendo seis aviones, 49 vehículos y 244 efectivos españoles de manera coordinada.
Además, un técnico de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias se encuentra en Lisboa para actuar como apoyo a los oficiales de enlace de los módulos intervinientes y las autoridades portuguesas.

Prevención
Respecto a este tema, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apeló ayer a que todas las administraciones cumplan la ley en la prevención de incendios (por ejemplo, que se respeten las franjas de seguridad entre los árboles y las casas) ya que, advirtió, “nunca” se puede descartar que haya un fuego como el de Portugal y, así, las consecuencias no serían tan dramáticas. “Nunca se puede descartar por completo, ante un supuesto de extrema fatalidad, que podamos tener un problema semejante”, manifestó Feijóo, en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, tras ser preguntado si ve posible que Galicia pueda sufrir un incendio de esta intensidad y si estaría preparada para hacerle frente.
Tras el desastre desatado el sábado en el centro del país, en el que murieron 64 personas y más de 200 resultaron heridas, la Fiscalía de Portugal anunció ayer que ha abierto una investigación para aclarar “las causas y consecuencias del incendio”, ante la sospecha de que fue provocado. l

Comentarios