jueves 02.04.2020

Los pacientes con hepatitis C que corran peligro tendrán antes sus fármacos

El director general de Farmacia, Agustín Rivero, aseguró ayer que los enfermos de hepatitis C cuya vida corra peligro tendrán su tratamiento “lo antes posible, lo que se tarde en que el clínico decida o considere que es el único medicamento que se puede utilizar”.

Un grupo de personas participa en un encierro en el hospital madrileño 12 de Octubre	efe
Un grupo de personas participa en un encierro en el hospital madrileño 12 de Octubre efe

El director general de Farmacia, Agustín Rivero, aseguró ayer que los enfermos de hepatitis C cuya vida corra peligro tendrán su tratamiento “lo antes posible, lo que se tarde en que el clínico decida o considere que es el único medicamento que se puede utilizar”.
Rivero se pronunció de esta forma en el Ministerio de Sanidad tras reunirse con representantes de la Asociación Española para el estudio del Hígado, con quienes llegó a una serie de acuerdos como el desarrollo de un plan estratégico para el estudio y control de la hepatitis C.
El responsable de Farmacia y la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Belén Crespo, consensuaron con la asociación, según señaló el responsable de Farmacia, el que aquellos pacientes que “lo necesiten y estén en estado avanzado de su enfermad tengan su medicación”.
Se priorizará por tanto a las personas cuya vida “corra peligro” y a los pacientes críticos, que están con una enfermedad hepática avanzada, ya que, según dijo Rivero, deben tener la mejor medicación.

una guía dinámica
En el encuentro además ambas partes abordaron la guía en la que el Ministerio de Sanidad establece los criterios para que los pacientes de hepatitis C puedan acceder a los nuevos medicamentos que existen contra la enfermedad.
Se trata de una guía “dinámica, no estática”, subrayó Rivero, quien explicó que cada día aparecen nuevos medicamentos y hay más información de ensayos clínicos que permiten aportaciones “para mejorar en el camino adecuado”.
Esa guía se tendrá que revisar para introducir un nuevo medicamento de tercera generación –Daclatasvir– que hace unos días aprobó la Comisión Interministerial de Precios.
Sobre el plan estratégico para el estudio y control de la hepatitis C, el responsable de Farmacia señaló que fue una propuesta de la asociación, si bien indicó en el Ministerio ya estaban trabajando en este sentido.
De lo que se trata es de determinar la metodología que se debe utilizar para realizar los estudios epidemiológicos que permitirán conocer cuál es la población real que está contagiada con el virus.
Los datos que se manejan son de 500.000 afectados, pero que realmente estén diagnosticados y tratados entre 10.000 y 50.000, de ahí la necesidad de trabajar en la prevalencia de esta enfermedad además de la prevención, aunque no hay vacuna contra esta patología.

un arsenal terapeútico
Mientras, el portavoz de IU en la comisión de Sanidad, Gaspar Llamazares, reprochó al ministro de Sanidad que en lugar de criterios clínicos para erradicar la hepatitis C haya optado por criterios economicistas, que “no garantizan ni la calidad ni la vida de los pacientes”.
Por primera vez, subrayó Llamazares en una rueda de prensa en el Congreso, existe el “arsenal terapéutico” para combatir la hepatitis C pero Sanidad no lo está aplicando y está generando mucha inquietud.
Izquierda Unida, como también el PSOE, exigió la comparecencia del nuevo ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, después de que la sociedad científica que representa a la mayoría de los hepatólogos haya recomendado no seguir las instrucciones de Sanidad sobre el tratamiento.
La Asociación Española para el Estudio del Hígado había denunciado que la estrategia de Sanidad ponía en riesgo la salud de algunos enfermos.

Comentarios