domingo 29/11/20

El Orgullo pide proteger a los menores trans y un Pacto de Estado frente al VIH

La protección de los menores transexuales, un Pacto de Estado frente al VIH y la aprobación de la Ley de igualdad LGTBI son algunas de las reivindicaciones del manifiesto del Orgullo, cuya lectura concluyó al grito de “Por un 2018 de liberación” y “Por la autodeterminación del género”.

Los manifestantes caminaron desde la glorieta de Atocha hasta la plaza de Colón, en Madrid  | efe
Los manifestantes caminaron desde la glorieta de Atocha hasta la plaza de Colón, en Madrid | efe

La protección de los menores transexuales, un Pacto de Estado frente al VIH y la aprobación de la Ley de igualdad LGTBI son algunas de las reivindicaciones del manifiesto del Orgullo, cuya lectura concluyó al grito de “Por un 2018 de liberación” y “Por la autodeterminación del género”.
Representantes de diversas asociaciones y activistas del movimiento Lgtbi leyeron el manifiesto al término de la manifestación que recorrió ayer Madrid bajo el lema “Conquistando la igualdad, TRANSformando la sociedad”, que en esta ocasión quiso reivindicar los derechos de las personas transexuales.

Sociedad arco iris
Antes de su lectura, la ministra de Sanidad, Carmen Montón, señaló que “estamos construyendo una sociedad arco iris” y, tras recordar el trabajo del fallecido Pedro Zerolo (PSOE) a favor de la igualdad, expresó su orgullo “por las personas que han tomado las calles y que dentro de 40 años las volverán a tomar”.
También intervino la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien aseguró que la capital “tiene una democracia fuerte y nueva”, que pidió que no se desperdicie, y abogó por no excluir a nadie y “escuchar a unos y otros”.
Con la afirmación de que “salimos a la calle cientos de miles de personas reivindicando el orgullo de ser trans, bisexuales, lesbianas, gais e intersexuales”, comenzó la lectura del manifiesto, que defendió las identidades diversas. 
Tras recordar que se cumplen 40 años de la primera manifestación del Orgullo en Madrid y en otras muchas ciudades, el colectivo sigue “exigiendo la liberación trans y la autodeterminación del género, y luchando por acabar con el sistema cisheteropatriarcal y con cualquier manifestación del machismo”.
El Orgullo Felgtb 2018 pidió “el reconocimiento y la protección de la autodeterminación del género” y reclamó que el personal sanitario se refiera a las personas trans según la identidad que sienten, para lo que hay que formar al personal médico en materia de diversidad. Quieren también la modificación de la ley trans 3/2007 para incluir a menores de edad y personas migrantes y para que se elimine la obligatoriedad de que sea un profesional de la medicina quien reconozca a los trans con informes médicos patologizantes. En este sentido, exigieron “una despatologización completa”, así como el cambio en la clasificación de la transexualidad como “Incongruencia de género”, por uno como “Diversidad sexual”, y que la Organización Mundial de la Salud tenga en cuenta la realidad de los menores. El manifiesto urgió a aprobar la Ley Estatal de Igualdad Lgtbi, así como la aprobación de las leyes autonómicas actualmente en trámite. Considera el colectivo también imprescindible la aprobación en esta legislatura de un Pacto de Estado frente al VIH para poner fin al estigma y la discriminación y que afronte la prevención y la intervención con una perspectiva de género.

Educación
La necesidad de cambiar la política educativa también fue incluida en las reivindicaciones, al demandar desarrollo de protocolos en las aulas que incluyan la protección de la diversidad sexual, familiar y de género.
Tras la decisión del Gobierno de recuperar el derecho a la reproducción asistida de las mujeres solteras y lesbianas, el colectivo Lgtbi pidió la erradicación de cualquier impedimento en el acceso a las técnicas de reproducción asistida a los hombres con capacidad de gestar. Y reclamaron una política exterior y de migración que no ampare a los estados que vulneren los derechos humanos, en especial, los derechos de las personas Lgtbi.
Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, destacó que, a pesar de que España es un país “privilegiado” en avances para el colectivo Lgtbi, todavía queda “mucho camino por recorrer”, porque “hay gente que aún lo pasa realmente mal”.
Defendió su presencia en la manifestación porque “todavía hay mucho camino por recorrer, todavía hay gente que lo pasa realmente mal y necesita apoyo”. Y se refirió expresamente a las personas transexuales, porque los derechos de este colectivo se vulneran “especialmente” y, por eso, “hay que estar vigilantes”.
Grande-Marlaska y Montón estuvieron en la cabecera de la marcha, que compartieron con responsables de la oposición como Albert Rivera (Ciudadanos), Íñigo Errejón (Podemos), representantes de CCOO y UGT y políticos madrileños.
Tras el veto de los organizadores de la manifestación a la presencia del PP como “medida de presión” por incumplir dos leyes relacionadas con el colectivo Lgtbi, algunos políticos de este partido acudieron a título personal.

Comentarios