domingo 24/1/21

Los tres niños que convivieron durante varios días con su madre fallecida ya tienen alojamiento

Los tres niños que pasaron varios días en un piso de Palma junto al cuerpo de su madre fallecida ya tienen alojamiento para cuando abandonen el Hospital Son Espases, según dispuso el Consell de Mallorca, que avanzó ayer que los menores permanecerán juntos tras el incidente.

Los tres niños que pasaron varios días en un piso de Palma junto al cuerpo de su madre fallecida ya tienen alojamiento para cuando abandonen el Hospital Son Espases, según dispuso el Consell de Mallorca, que avanzó ayer que los menores permanecerán juntos tras el incidente.
Fuentes del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) informaron de que ya se tomó una decisión sobre dónde alojarán a los tres niños, si bien no se especificó si se trata de una casa de acogida o irán con un familiar, por respeto a la intimidad de los menores. Los niños están todavía en el Hospital Son Espases y pretenden dar el alta conjunta a los tres al mismo tiempo. Además, permanecerán juntos cuando los hayan reubicado.
Según estas mismas fuentes, la familia cambiaba de domicilio continuamente, sin avisar, para evitar a los servicios sociales.
La Policía Local de Palma encontró el martes a los tres niños pequeños –el mayor, de unos 11 años– que habían permanecido con su madre fallecida durante varios días en un piso del barrio de Verge de Lluc en Palma.
Tal como explicaba el Govern el miércoles, ya se habían activado varios protocolos de emergencia en torno a la familia después de que el colegio alertara del absentismo de los menores.
La concejala de Bienestar y Derechos Sociales del Ayuntamiento de Palma, Merce Borras, señaló que el Consistorio tenía activados todos sus protocolos y estaba en contacto con otros organismos para atender a la mujer fallecida en el barrio Verge de Lluc y junto a cuyo cadáver llevaban viviendo varios días sus tres hijos pequeños. En rueda de prensa, la regidora aseveró que no fue una situación de “abandono” sino que se trataba de una familia inmigrante “sumamente aislada” y la mujer “no se dejaba ayudar fácilmente”.

Comentarios