sábado 16/1/21

Muere un joven al ser abatido por la Guardia Civil tras atacar a su familia

El hombre, vecino de Teruel, amenazó con un cuchillo y un destornillador y agredió a un agente
El coche de las víctimas en el lugar donde fueron rociadas con ácido sulfúrico | EFE
El coche de las víctimas en el lugar donde fueron rociadas con ácido sulfúrico | EFE
Un joven de 30 años falleció en la localidad turolense de Andorra tras ser abatido por un guardia civil que había acudido a su domicilio después de que la familia alertara de que estaba muy agresivo y que les estaba amenazando con un cuchillo y un destornillador.

Según informaron a Efe fuentes de la Guardia Civil de Teruel, los agentes recibieron el aviso del 112 en torno a las 17.00 horas del lunes y una patrulla se desplazó hasta el domicilio familiar junto con un equipo de sanitarios que intentaron calmar al joven, que continuó agresivo.

Tras una larga conversación, el hombre atacó a uno de los agentes de la Guardia Civil con un cuchillo que llegó a rajar la chaqueta pero que no le hirió porque llevaba chaleco antibalas, según las citadas fuentes.

Fue en ese momento cuando el guardia civil se defendió y abatió al joven, disparando con su arma reglamentaria, según las fuentes, que añaden que el fallecido podría tener problemas mentales.  Los sanitarios intentaron reanimarle durante una hora, pero no lo consiguieron.

Al parecer, uno de los hermanos del joven resultó herido al recibir un impacto de bala en la rodilla, por lo que tuvo que acudir al centro de salud, desde donde fue derivado al hospital de Alcañiz.

El alcalde del municipio, Antonio Amador, señaló que el sentimiento entre los habitantes del municipio es de “estupor, tristeza y de un dolor muy grande”, así como desde el Ayuntamiento, ante un hecho “tan desgraciado como el que ha sucedido”.

Amador prefirió no ahondar en lo sucedido hasta que no se conozca la investigación por respeto a la familia del fallecido y al guardia civil involucrado.
 

Las asociaciones de guardias civiles, AEGC y AUGC, volvió a reclamar que se provea a los agentes de pistolas táser que eviten el uso de las armas de fuego.

 

Heridas graves dos mujeres tras ser rociadas con ácido por la pareja de una de ellas

Dos mujeres resultaron heridas de gravedad con quemaduras en el municipio malagueño de Cártama tras ser rociadas con un líquido, al parecer un ácido, y la Guardia Civil busca por la agresión a la pareja de una de ellas.  

Un testigo alertó ayer a las 14.05 al 112 de que una persona había atacado desde un vehículo con algún tipo de ácido a dos mujeres que se encontraban en el interior de otro coche en la calle de Cristóbal Toral, a la altura del instituto Haifa.

Al sufrir la agresión, las dos mujeres salieron del coche, y este circuló sin control hasta que colisionó con una farola, mientras que el agresor emprendió la huida. La Guardia Civil busca por la agresión a un hombre de 26 años, pareja de una de ellas, con numerosos antecedentes.

El hombre tiene una orden de alejamiento de otra mujer, indican fuentes de la investigación, sin que hayan trascendido otros datos al respecto. Las mujeres fueron trasladadas en helicóptero.

Comentarios