sábado 24/10/20

El móvil provoca la mitad de las denuncias por distracción al volante

Tráfico destaca el elevado número de personas que se pone el cinturón de seguridad después de arrancar
Casi tres mil conductores fueron multados por usar el móvil al volante | aec
Casi tres mil conductores fueron multados por usar el móvil al volante | aec

El uso del teléfono móvil durante la conducción acumula la mitad de las denuncias por distracción al volante, según los resultados de la última campaña de vigilancia y concienciación de la Dirección General de Tráfico (DGT) a la que se sumaron numerosos ayuntamientos. 
Entre los días 14 y 20 de septiembre, los agentes de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron a 355.763 vehículos y denunciaron a 5.712 conductores por realizar acciones que suponen una distracción durante la conducción, la mitad (2.873) por utilizar el teléfono mientras estaban al volante.

Además, 392 conductores fueron apercibidos por usar cascos o auriculares conectados a dispositivos de sonido diferentes al móvil y 65 fueron amonestados por manipular navegadores, pantallas de acceso a internet, reproductores de DVD. 

Usar el coche como oficina
Destaca también la DGT el elevado número de personas que se pone el cinturón de seguridad una vez el coche está en marcha o incluso cuando se dan cuenta que están siendo vigilados desde el aire. En total, por este motivo se interpusieron  484 denuncias. 

A estas sanciones se suman 1.395 por otras infracciones de distracción como maquillarse, buscar objetos por el coche, fumar, leer o utilizar el vehículo como una oficina.

Además de las pertinentes denuncias, 546 conductores también fueron sancionados por conducir con tasas de alcohol superior a la permitida o dar positivos en otras drogas.

Desde la Dirección General de Tráfico recuerdan que el uso del teléfono durante la conducción puede llegar a ser equiparable a la peligrosidad de manejar bajo los efectos del alcohol. 

Por otra parte, las autoescuelas consideraron ayer que el director general de Tráfico, Pere Navarro, no aportó este jueves, durante su comparecencia parlamentaria, soluciones para la falta de examinadores y sienten “decepción y enfado” porque, además, “arremetió contra los profesionales de la formación”.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) criticó en un comunicado la comparecencia de Navarro ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, en la que anunció que solicitará que se convoquen para el próximo año 60 plazas de examinadores que se sumarán a las 40 ya convocadas para este, y advirtió de que “no se va a rebajar el nivel de exigencia” en las pruebas.

La CNAE lamenta que el director de Tráfico “ponga en duda la calidad de sus servicios” y “arremeta contra los profesionales de la formación vial, insinuando que no hacen bien su trabajo”.

En este sentido, Enrique Lorca, presidente de la patronal de las autoescuelas, deja claro que “en ningún momento” las autoescuelas han pedido rebajar la calidad de los exámenes, “ya que la formación y el examen son piezas fundamentales para garantizar la seguridad vial.
Sobre la intervención en la Comisión del diputado socialista, Juan José Durán, que aseguró que solo el 33% de los alumnos aprueba en primera convocatoria el práctico, CNAE recuerda que “es el estudiante el que decide presentarse libremente”.

Comentarios