viernes 27/11/20

Morate estuvo ilocalizable durante seis horas tras los asesinatos de Marina y Laura

Sergio Morate permaneció ilocalizable entre la una y las 7.34 de la madrugada del día 7 de agosto, horas después de que su exnovia Marina Okarynska y una amiga de esta, Laura del Hoyo, fueran asesinadas, caso por el que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial de Cuenca a lo largo de esta semana.

Sergio Morate permaneció ilocalizable entre la una y las 7.34 de la madrugada del día 7 de agosto, horas después de que su exnovia Marina Okarynska y una amiga de esta, Laura del Hoyo, fueran asesinadas, caso por el que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial de Cuenca a lo largo de esta semana.
A la una de la madrugada su teléfono recibió señal de una antena que da cobertura a localidad de Palomera y a las 7.34 horas el vehículo Seat Ibiza de color verde con el que se habría desplazado a Rumanía habría sido localizado en la A-3 a su paso por Tarancón camino de la frontera con Francia. El día 3 de agosto activa la tarjeta prepago que adquirió el 30 de julio de 2015 en el Centro Comercial El Mirador y con la que se habría puesto en contacto con su prima A.M., tal y como ella manifestó en la sede judicial.


En ese lapso temporal intermedio, los investigadores no pueden ubicar su situación “ni por antena, ni de ninguna otra manera”, según confirmaron a lo largo de la quinta sesión de la vista oral varios de los agentes que realizaron la representación gráfica y cronológica del posicionamiento de su terminal, así como de los de Laura y Marina y del vehículo Seat Ibiza que utilizó para trasladarse a Rumanía, gracias a los datos facilitados por la DGT a través de un lector de matrícula.
Tras precisar que en la elaboración de su informe se ciñeron a determinar la situación de la antena que le dio cobertura a un determinado terminal en el momento en que ha establecido algún tipo de comunicación y no la ubicación exacta del mismo, han reconstruido cronológicamente el último día de vida de las víctimas Laura y Marina.

Última conexión a las 17.31
Así, la última actividad que registra el móvil de Marina Okarynska se fijó a las 17.31 horas del día 6 de agosto, momento en que se confirmó que mantenía una conversación con su exnovio en el interior del coche de Laura, estacionado en las inmediaciones del garaje de Sergio Morate, en la calle río Gritos, tal y como confirmó uno de los testigos que declaró a lo largo de la vista oral.
Por su parte, se sabe que la última persona con la que habló Laura fue precisamente con Marina, con la que intercambia una conversación sobre las 17.24 del mismo día, aunque su terminal vuelve a registrar actividad a la 01.00 horas del día 7 de agosto.


En relación a Sergio Morate, en la tarde del día 6 de agosto una antena de telefonía le sitúa en la calle río Gritos entre las 17.01 horas, adonde habría llegado después de comer en Palomera, y las 18.58 horas, en que su móvil es localizado en Carretería.
En el mismo sentido, el jefe del Grupo de Homicidios de la Dirección General de la Policía Judicial, que participó en varias de las actuaciones que se practicaron ya desde la desaparición de los tres jóvenes, incluidos registros en Ars Natura y Chillarón así como las intervenciones telefónicas de sus teléfonos, puntualizó que el móvil de Marina recibió cuatro llamadas desde el móvil de Morate hasta las 12.43 horas del día 6 de agosto, que serían otras seis más a partir de las 17.00 horas, confirmando que, a partir de las 17.31 horas, ya no volvió a emitir ninguna señal.
Asimismo, reconoció que, “al comprobar que Morate estaba huyendo de España, pensamos que las chicas estaban muertas”, aunque en un primer momento se dictó una orden europea de detención por retención ilegal”. “Los cuerpos no habían aparecido, la idea era que, probablemente, estuvieran muertas, pero no había constancia”, agregó el jefe del Grupo de Homicidios.
Por la sala de vistas también pasaron 19 testigos, entre ellos varios de los diez miembros del Grupo Especial de Operaciones del Cuerpo Nacional de Policía que, el día 5 de septiembre de 2015, fueron responsables del traslado y custodia del detenido desde Rumanía hasta Torrejón de Ardoz y después Cuenca.

Comentarios