lunes 18/1/21

Morate se declara inocente en Rumanía del asesinato de las jóvenes de Cuenca

Sergio Morate, el principal sospechoso de la muerte de las dos jóvenes de Cuenca, se encuentra ya en prisión provisional en Rumanía, después de declararse inocente ante un tribunal de este país y sostener que teme por su vida, en el caso de tener que regresar a España.
 

Dos agentes rumanos escoltan a Sergio Morate de camino al tribunal de la ciudad ucraniana de Lugoj
Dos agentes rumanos escoltan a Sergio Morate de camino al tribunal de la ciudad ucraniana de Lugoj

Sergio Morate, el principal sospechoso de la muerte de las dos jóvenes de Cuenca, se encuentra ya en prisión provisional en Rumanía, después de declararse inocente ante un tribunal de este país y sostener que teme por su vida, en el caso de tener que regresar a España.
El Tribunal de Apelación de Timisoara, ante el que compareció Morate, aceptó la petición de la Fiscalía de fijar un periodo de detención provisional de 15 días, tiempo durante el cual se espera la petición formal de entrega de las autoridades españolas.
Morate “considera que no es culpable de los hechos”, explicó a Efe por teléfono su abogada, Claudia Candea. La letrada dijo que Morate expuso ante la sala que no deseaba regresar a España porque temía por su vida, debido a que tanto él como su familia habían recibido amenazas.
También agregó que Marina Okarynska, una de las jóvenes muertas, era de origen ucraniano y que su familia tenía contactos que podrían poner en peligro su vida, incluso en una cárcel española, según recordó la abogada la declaración realizada por su cliente.
El sospechoso, que se presentó con gesto serio y no respondió a las preguntas de los periodistas rumanos que le esperaban en el tribunal, ingresó en el Centro de Detención y Arresto Preventivo de Timisoara.
El arresto del sospechoso se produjo en el marco de una orden europea de detención. La Policía rumana difundió ayer una grabación del momento de la detención del sospechoso.
El arresto, en el que participaron agentes de operaciones especiales, se produjo el jueves en el apartamento de un ciudadano rumano que Morate conoció durante su estancia en una prisión española.  El supuesto cómplice de Morate quedó ayer en libertad con cargos.

Comentarios