viernes 4/12/20

El mes de julio fue el cuarto más cálido desde 1961, con 25,5 grados

El mes de julio de 2016 destacó por tener un “carácter muy cálido”, con una temperatura media sobre España de 25,5 grados centígrados, valor que queda 1,5 grados por encima de la media de este mes.

La temperatura media fue un grado inferior a la de julio de 2015	ep
La temperatura media fue un grado inferior a la de julio de 2015 ep

El mes de julio de 2016 destacó por tener un “carácter muy cálido”, con una temperatura media sobre España de 25,5 grados centígrados, valor que queda 1,5 grados por encima de la media de este mes, teniendo en cuenta un período de referencia de 1981 a 2010, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
Así, se trató del cuarto julio más cálido desde 1961, igualado con julio de 1994 y por detrás de los meses de julio de 2015, 2006 y 2010. Por tanto, julio de 2016 se convierte también el cuarto mes de julio más cálido del siglo XXI. La temperatura media fue un grado inferior a la de julio del año anterior, en el que se registró el valor más alto de la serie con 26,5 grados.
En líneas generales, la Aemet señaló que julio de este año tuvo un carácter entre “muy cálido y extremadamente cálido” en el sur, centro y oeste de la península, con anomalías de temperatura de alrededor de dos grados en amplias zonas de Andalucía, Extremadura, Castilla-la Mancha, Madrid, Castilla y León y Galicia. En las regiones mediterráneas y en el valle del Ebro predominó el carácter cálido, con anomalías del orden de un grado centígrado en gran parte de La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia, mientras que en el Cantábrico y Baleares tuvo un carácter entre normal y cálido, con anomalías en general inferiores a un grado. En Canarias, el mes resultó, en conjunto, “muy cálido”, observándose anomalías de temperatura que superaron los dos grados en zonas altas de las islas de mayor relieve.
Igualmente, la oscilación térmica diurna fue algo inferior a la normal, debido a que la media de las máximas quedó 1,7 grados por encima de la normal, mientras que la media de las mínimas fue de 1,2 grados superior a dicho valor.
Durante la primera decena de julio, las temperaturas se mantuvieron, en general, en valores superiores a los normales, salvo en zonas del Cantábrico, en donde se mantuvieron cercanas a las normales. A partir del día 11 se produjo un descenso térmico generalizado en la península, observándose temperaturas por debajo de lo normal en la mayor parte de las regiones hasta el 15.
En la segunda quincena de julio predominaron nuevamente temperaturas por encima de las normales y se observaron dos episodios de temperaturas elevadas en la península: el primero entre los días 17 y 19, y el segundo entre el 24 y el 26 de julio. En Canarias hubo dos episodios de temperaturas elevadas en julio, el primero entre los días 11 y 14, y el segundo entre los días 19 y 21, que fue más intenso.
Con respecto a los valores más altos en observatorios principales, estos correspondieron a Sevilla Aeropuerto y Morón de la Frontera, donde el día 19 se midieron 42,3 grados centígrados en ambas estaciones, seguidos de los 42 grados registrados en Granada Aeropuerto el día 3 y en Zaragoza Aeropuerto el día 30. En Canarias, el valor más alto entre estaciones principales correspondió a Lanzarote Aeropuerto, con 36,3 grados el día 26.
Sin embargo, fue en el observatorio de Oviedo donde se superó el valor máximo absoluto de julio, al medirse una temperatura de 37 grados el día 18, valor que supera en dos grados el anterior registro más alto que se había registrado en julio de 1990.

Comentarios