viernes 4/12/20

Más de 50 personas resultan heridas al chocar un cercanías en Barcelona

Más de cincuenta personas resultaron heridas ayer, tres de ellas graves, al chocar un tren de cercanías con el tope del final de vía en la Estación de Francia de Barcelona, en un accidente cuyas causas se están investigando.

Los Mossos d’Esquadra comenzaron a analizar ayer las dos “cajas negras” para averiguar qué pasó | Quique García (efe)
Los Mossos d’Esquadra comenzaron a analizar ayer las dos “cajas negras” para averiguar qué pasó | Quique García (efe)

Más de cincuenta personas resultaron heridas ayer, tres de ellas graves, al chocar un tren de cercanías con el tope del final de vía en la Estación de Francia de Barcelona, en un accidente cuyas causas se están investigando.
El choque se produjo hacia las 07.15 horas cuando un convoy de la línea R2 de Rodalies, procedente de El Vendrell (Tarragona) y con setenta pasajeros a bordo, se encastró en el tope de la vía 11 de la Estación de Francia.
El impacto causó desperfectos en la cabina y los primeros vagones y provocó lesiones al maquinista y a 55 pasajeros, de los que tres permanecen hospitalizados en estado grave, aunque no se teme por la vida de ninguno.

Pruebas al maquinista
Según informó la policía catalana, el maquinista, de 31 años y con siete años de experiencia en Rodalies, dio negativo en el preceptivo control de alcoholemia y drogas que le han practicado los Mossos d’Esquadra.
El conductor, que resultó lesionado con heridas de diversa consideración y en estado de shock, fue interrogado ayer por la tarde.
En el balance definitivo de los heridos, los equipos de emergencia habían determinado a mediodía que únicamente había una persona grave, con una contusión torácica, si bien posteriormente, tras volver a evaluar el estado de salud de otros dos pasajeros, la cifra subió hasta tres graves, según el departamento de Salud.
De los 56 heridos, tres fueron dados de alta “in situ”, mientras que de los restantes ya solo continúan hospitalizados doce.

Investigación
Un juzgado de Barcelona abrió ayer diligencias por este accidente, mientras que los Mossos d’Esquadra comenzaron ayer a analizar las dos “cajas negras” del tren, en las que quedan grabados parámetros como el registro de frenada y la velocidad de circulación, en el marco de las pesquisas que han abierto para tratar de aclarar las causas del siniestro.
Los agentes de la división de Transporte de la policía catalana inspeccionaron el tren y, por primera vez en un accidente de estas características, utilizó un dron para tomar imágenes para facilitar la investigación.
Por la tarde, una vez los operarios retiraron el convoy siniestrado de las vías, los Mossos empezaron a inspeccionar el tope del final de vía con el que se empotró y la parte frontal del tren. l

Comentarios