viernes 4/12/20

El nieto de los Reyes se recupera de su herida y estará ingresado varios días

El nieto de los reyes Felipe Juan Froilán se recupera en un hospital madrileño de la herida que le provocó en el pie derecho el disparo accidental de una escopeta de pequeño calibre que estaba manejando y permanecerá ingresado varios días para practicarle las curas necesarias.
La reina Sofía y la Infanta Elena salen de la clínica 	efe
La reina Sofía y la Infanta Elena salen de la clínica efe

El nieto de los reyes Felipe Juan Froilán se recupera en un hospital madrileño de la herida que le provocó en el pie derecho el disparo accidental de una escopeta de pequeño calibre que estaba manejando y permanecerá ingresado varios días para practicarle las curas necesarias.

Felipe Juan Froilán, de 13 años y el primer nieto que tuvieron los reyes tras el enlace de la infante Elena con don Jaime de Marichalar, sufrió el accidente el lunes cuando realizaba prácticas de tiro en el patio de su casa familiar de Soria, informó la Casa del Rey.

En el momento del disparo accidental de la escopeta de dos cañones, de calibre 36, se encontraba acompañado de su padre, y tras practicarle las primeras curas en el hospital Santa Bárbara de Soria fue trasladado a la clínica Quirón de Pozuelo de Alcorcón, en Madrid, donde se realizó una limpieza quirúrgica de la herida.

 Junto a sus padres > El nieto de los reyes pasó la noche junto a su madre, mientras que su padre permaneció en el hospital hasta después de la limpieza quirúrgica a la que fue sometido.

Ayer recibió la visita de doña Sofía y de María Zurita, prima de la infanta Elena, así como del jefe del servicio médico de la Casa del Rey, Avelino Barros.

La reina y la infanta Elena, en unas breves declaraciones a los periodistas a las puertas de la clínica, explicaron que Felipe Juan Froilán se encuentra tranquilo y jugando con el móvil.

“Los niños te pegan sustos”, comentó doña Elena, mientras que la reina precisó que “con los niños siempre pasa eso”, además confió en que los menores “se recuperan rápido” y, respecto a las circunstancias del accidente, se limitó a señalar: “Estaban de caza”.

Según doña Sofía y la infanta Elena, el niño se encontraba animado y “jugando con el móvil” en su habitación del hospital Quirón, de Madrid, por lo que las dos se quedaron “tranquilas” sobre su estado de salud.

A preguntas de los periodistas sobre cómo ocurrió el accidente, doña Elena recordó que ella no estaba con su hijo en ese momento, pero añadió que su padre, Jaime de Marichalar, le ha contado “más o menos” como sucedieron los hechos.

Comentarios